millonarias

PUNTA CANA. Las nuevas autoridades de la junta distrital de esta localidad denunciaron este lunes irregularidades “millonarias” que alegadamente ocurrieron en la gestión que concluyó el pasado 16 de Agosto, pero aclararon que no someterán a los posibles responsables, sino que lo dejarán en manos de la Contraloría Nacional y la Cámara de Cuentas.

Los integrantes de la comisión de transición y ahora funcionarios de la nueva gestión en la junta distrital de Verón-Punta Cana dijeron que tras asumir se encontraron con varias demandas judiciales.

El vocero los comisionados, José Franco, informó que la empresa venezolana Tripolet, que brindó los servicios de recogida de basura a la junta distrital de Verón-Punta Cana en la gestión pasada mantiene una demanda por una supuesta deuda de 178 millones de pesos.

Indicó que la junta se encuentra sometida por la emisión de cheques sin fondos por un monto de dos millones de pesos y que desde que asumieron, un ingeniero notificó un acto de alguacil reclamando 800 mil pesos por trabajos realizados y no pagados, además de que los dueños del local donde funcionaba la dependencia municipal exigen que se les paguen 180 mil pesos por un mes de renta atrasado.

Asimismo, Franco informó que un empresario solicitó al director municipal Manolo Ramírez (Manolito) la devolución de un “gredar” que se encuentra entre los bienes municipales, pero que no hay documentación que avale la compra o arrendamiento.

Obras inconclusas

El vocero de la comisión de transición en la junta distrital de Verón-Punta Cana, José Franco, denunció que el edificio que aloja el Palacio Municipal se encuentra supuestamente en un 75 por ciento de terminación, a pesar de que las autoridades salientes aseguraron que estaba concluido.

Aseguró que a la edificación le hace falta un comedor para empleados, un almacén, la cocina, la plaza de la bandera y varias oficinas que están en el proyecto original.

Contó que la energía eléctrica es suspendida cada media hora en el palacio distrital y que a solicitud del nuevo director, el Consorcio Energético Punta Cana-Macao (CEPM) hizo un levantamiento del problema y determinó que las fallas se resuelven con un transformador que cuesta 20 mil dólares.

Franco reveló que, a pesar de que las autoridades pasadas sobrepasaron en 16 millones el presupuesto para obras de infraestructuras para todo el 2016, que era de 75 millones y habrían gastado 91 millones, sólo entregaron 11 obras de 22 edificaciones que alega estaban estipuladas.

Un parque de chatarras

Las nuevas autoridades distritales dijeron que recibieron de la pasada gestión un listado con cinco camiones, pero sólo uno funciona, debido a que los demás tienen fallas mecánicas y les faltan piezas.

Explicaron que de seis motores que encontraron, cinco no se pueden usar por su mal estado.

“Nos entregan dos camionetas, las cuales están inservibles, hasta tal punto de que le falta el motor a una de ellas; la otra tiene fallas mecánicas que hacen imposible conducirla”, detalló José Franco.

Indicó que la misma situación fue la que encontraron en el Cuerpo de Bomberos, cuyas tres ambulancias están dañadas.

Informó que de tres camiones para sofocar los incendios en la comunidad, dos están dañados.

Los integrantes de la comisión de transición y ahora empleados de la junta distrital de Verón-Punta Cana explicaron que han tenido dificultades para el operativo de limpieza que iniciaron desde que asumieron, porque de los dos vertederos que encontraron, uno está clausurado por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y el otro donde pueden llevar los desechos es propiedad privada.

En otro orden, se quejaron porque en el destino turístico más importante del Caribe la junta sólo tenía ocho policías municipales a su disposición, y que un estudio mandado a hacer por el nuevo director distrital Manolito Ramírez reveló que se necesitan entre 70 y 80 de esos agentes.

Cuestionado por los medios de comunicación sobre si pagarán las deudas que alegan fueron dejadas por las pasadas autoridades, José Franco dijo “que son responsabilidad de Estado, pero creemos y tenemos fe y confianza en nuestro director que le buscará una salida salomónica a esta situación” apuntó.

Estas declaraciones fueron ofrecidas en una rueda de prensa con la participación de José Franco, quien fue el vocero; Juancito Pérez y Héctor Bienvenido Astacio, todos integrantes de la comisión de transición que representó al nuevo director de Verón-Punta Cana, Manolito Ramírez.

FUENTE