image

 

La obsesión de Brad Pitt por los objetos de guerra, que surgió tras rodar la película ‘Corazones de acero’, ha llegado a un nuevo nivel tras desembolsar 385 mil dólares por una motocicleta nazi de tres ruedas de 1942 que fue utilizada por una unidad de reconocimiento alemana para explorar las montañas y los desiertos de Creta.

El vehículo fue subastado por los nazis en 1945 y finalmente terminó en manos de un coleccionista ateniense llamado Yannis, que ahora ha llegado a un acuerdo con la estrella de Hollywood para vendérsela.

“Solo hay unas 500 motocicletas de este tipo en todo el mundo, son piezas de coleccionista, como los cuadros, y su valor aumenta con los años. Es una manera de que la gente rica invierta su dinero y a la vez disfrute de su hobby. Incluso comprar sus piezas resulta muy caro si son originales. Yo tuve que reponer una pequeña pieza de metal en esta motocicleta y me costó unos 2.300 dólares”, explica Yannis al periódico Daily Mirror.

No es la primera vez que el actor, padre de seis hijos junto a su mujer, la actriz Angelina Jolie, ha caído en la tentación de comprar un vehículo de lujo, ya que también es dueño de otras diez motos, y le compró a su hijo mayor, Maddox (14), una Suzuki DRZ-125 al cumplir 11 años.

“Quiere que los niños puedan montar en moto en las carreteras privadas de su propiedad”, revelaba una fuente a E! News.

Fuente