manchas-codos-cuello-axilas-Raccoonknows.jpg

 

Tener manchas en las axilas, codos y rodillas es más común de lo que imaginas y, con el pasar del tiempo, su intensificación hace imposible ocultarlas.

Las manchas en estas zonas son causadas por la acumulación de células muertas en la piel y, en algunos casos, también se debe por la fricción con la ropa o superficies duras. Pues bien, ya no tienes porqué sufrir ni esconderte más: aquí te presentamos unos tips súper efectivos para eliminar esas manchas para siempre.

El primer paso es la limpieza: comenzar con una buena exfoliación cada vez que te duches. Usar jabón con algún tipo de esponja o cepillo será ideal.

El segundo paso es la hidratación adecuada luego de cada exfoliación. Con la crema que utilizas para el resto del cuerpo será suficiente. Con estos dos simples pasos tu piel debería verse radiante. Pero si el problema persiste, existen trucos hogareños que son naturales, eficaces y pueden aplicarse en cualquiera de las tres zonas.

Para el cuello:

No hay nada mejor que el áloe vera. Lo único que tienes que hacer es conseguir un gel a base de este ingrediente y untarlo en la zona del cuello, déjalo actuar durante 20 minutos y enjuaga. Repite esto todos los días y muy pronto podrás dejar de ocultar el cuello.

Para los codo y rodillas:

El limón es abundante en vitamina C y tiene propiedades exfoliantes y de aclaración, por lo que es ideal para remover las células muertas que provocan el oscurecimiento. Aplica unas gotas de limón en las zonas afectadas, deja actuar 20 minutos y enjuaga. Otro tip es hacerlo con una mezcla de limón con miel.

Para las axilas:

Mezclar el limón con el pepino generará una mezcla poderosa para la eliminación de manchas. Mezcla jugo de limón, jugo de pepino y un poco de cúrcuma, aplica en tu piel, deja actuar 20 minutos y enjuaga. Repite diariamente y en breve tendrás unas axilas blanqueadas.

Fuente