El profesor de química de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) que se suicidó en la noche del pasado lunes dejó una misiva, que obtuvo EL NUEVO DIARIO, donde explica los motivos del porqué se quitó la vida.

El catedrático Miguel Caldentey, de 32 años, manifestó que “estaba jarto” de la forma en que iba su vida, la cual él no se merecía; asimismo, maldijo el hecho de vólverse a casar con su esposa Mabel.

En la carta, el maestro deja entredicho que iba a resolver su situación con su esposa, pero resultó que una joven con la que tuvo una relación le salió embarazada.

El profesor de química, Miguel Caldentey expresó que “ya estaba aburrido de esta maldita y azarosa vida y que cada cosa que pasaba y me fastidiaba más y más hasta que se derramó el vaso”.

En la carta también pidió a sus familiares que no se sientan mal ni culpables pues “la vida sigue, llórenme pero solo una semana…. Ya al mes espero no me recuerden, porque ustedes saben que así es”.

Tras escribir una carcajada, el profesor de química pasó a poner claros algunos puntos que entendía su familia debía estar al tanto “de ahora en adelante”.

Resaltó que había dejado un seguro funerario, para que los familiares no tengan que gastar en el entierro, dijo que incluso le servía para la cremación del cuerpo y aclaró que el seguro no especificaba el tipo de muerte por lo que les exhortó a “pelear ese caso para que no gasten ni el mínimo respiro económico”.

Les pidió que trataran de conseguir quien siga pagando ese seguro debido a que en el mismo también están incluidos sus dos hijos, dos sobrinos, su esposa Mabel, su exesposa, su padre, una hermana, entre otros.

Además, la carta de Caldentey explica que tenía un seguro de vida del Banco BHD, equivalente a unos 500 mil pesos, los cuales repartió entre sus hijos, su exesposa y su padre. También dejó un seguro escolar para los niños.

En sus escritos de despedida, el químico detalla todo lo relacionado a su lugar de trabajo, la Universidad Autónoma de Santo Domingo, además de los datos y cosas de su celular.

A final describe la fórmula que ingirió, para dejar bien claro que se trató de un suicidio, exhortando a los familiares que no investiguen mucho.

Aquí en imágenes está la misiva íntegra de Miguel Caldentey a su esposa.

carta-profesor-uasd-gamersrd.com carta2-profesor-uasd-gamersrd.com carta3-profesor-uasd-gamersrd.com carta4-profesor-uasd-gamersrd.com

FUENTE