Poco después de disculparse públicamente con la cantante Rihanna tras asegurar en su momento que era una de las celebridades menos amigables que había conocido en su vida, el actor Charlie Sheen no ha dudado ahora en tener un gesto similar con el actor que acabó sustituyéndole en la serie ‘Two and a Half Men’ cuando fue despedido de manera fulminante, Ashton Kutcher, reconociendo que debería haber sido más “amable” con él ante la dificultad del reto que tenía entre manos.

Fui bastante cruel y estúpido con él porque ignoré deliberadamente la realidad y lo complicado que resulta reemplazar a alguien que lleva tantos años en un espacio televisivo. De hecho, es algo que a mí también me pasó. Yo también tuve que sustituir a Michael J. Fox en ‘Spin City’ cuando estaba demasiado enfermo para seguir trabajando y nadie intentó compararnos. Así que admito que tendría que haber sido más amable”, se redimió el intérprete en la emisora de radio KIIS.

Aunque hasta ahora no había vuelto a pronunciarse sobre el sinfín de críticas que dedicó a Ashton Kutcher tras sus primeros episodios como protagonista de la serie -eso sí, haciéndose eco de la valoración tan negativa que había tenido su fichaje entre los fans de la producción-, Charlie Sheen asegura que ya trató de enterrar el hacha de guerra con el intérprete hace unos meses al coincidir con él en un partido de béisbol.

Le vi en el mes de noviembre en un encuentro de los Dodgers y básicamente le obligué a que me diera la mano. Le dije: ‘Dame esa taza de café, jovencito, y dame un buen apretón de manos’. Fue un momento algo incómodo pero creo que hice lo debido porque me sentía muy mal por lo que le había hecho. Fue todo producto de mi ego y de mi falta de empatía ante las circunstancias tan complicadas que atravesaba. Y tengo que decir que me arrepiento mucho de todo ello”, añadió en la misma conversación.

Aunque de sus sinceras disculpas podría interpretarse que el popular actor parece estar dispuesto a abrir un nuevo capítulo de su vida con el que desligarse completamente de la polémica, lo cierto es que su lado más belicoso volvió a salir a la luz tan pronto como el nombre de Chuck Lorre -creador de ‘Two and a Half Men’ y responsable directo de su despido- salió a colación durante la entrevista.

Es el impostor más ridículo del mundo, Chuck Lorre. Espero que me estés escuchando ahora mismo, porque tengo algo que decirte: ‘Cómeme el pu*o cu*o’”, espetó en antena para revelar a continuación que el famoso productor no tuvo en ningún momento en cuenta los problemas personales y de salud que Charlie atravesó durante su última etapa en la serie.

Fuente