club nocturno Casa Blanca en Santiago

SANTIAGO. La Procuraduría Fiscal local cerró el club nocturno Casa Blanca, ubicado en la carretera Duarte, entre Licey y Santiago, donde fueron rescatadas 45 mujeres venezolanas y colombianas que eran utilizadas para la explotación sexual.

La fiscal Luisa Liranzo declaró que todavía sigue abierta la investigación en torno a ese caso para determinar si hay otras personas involucradas en la red que se dedicaba a traer mujeres, como parte del tráfico de trata de personas y de lavado de activos. El cierre, efectuado en la noche del pasado lunes 9 de mayo, se dispuso mediante la orden judicial número 3318-16.

En un allanamiento realizado la semana pasada en el night club, las autoridades del Ministerio Público y la Policía Nacional se incautaron de más de 47 millones de pesos, (11 millones de pesos en efectivo y 800 mil dólares) y varias armas de fuego, algunas de ellas del uso exclusivo de organismos de seguridad del Estado.

Del mismo modo, ocuparon varios vehículos de lujo que eran utilizados por los integrantes de la red en sus actividades.

El pasado domingo, la jueza Ingrid Liberato, de la Oficina de Atención Permanente del distrito judicial de Santiago, impuso 18 meses de prisión preventiva contra los nombrados Juan Antonio Fernández Fernández y Grismelda Acarilis Merejo, y el venezolano Jolvert José Ramírez, quienes ya se encuentran en el Centro de Corrección y Rehabilitación de Rafey.

Mientras, para María Magdalena Batista y Jairo Correa, se impuso una medida económica de dos millones de pesos para cada uno, impedimento de salida del país y la presentación cada 30 días por ante las autoridades judiciales de esta ciudad.

En el año 2007, el entonces propietario de Casa Blanca, José Fernández, fue condenado por un tribunal local por proxenetismo.

FUENTE