CODIA

SANTO DOMINGO. Un estudio del Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (CODIA) revela que las fallas sísmicas localizadas en la cordillera septentrional y en el área del Lago Enriquillo podrían provocar fuertes movimientos telúricos de magnitud hasta de 7.5 grados.

Ante la situación, el CODIA advierte que el país está en la obligación de continuar construyendo edificaciones seguras conforme a las normas técnicas establecidas para evitar que colapsen provocando daños económicos y pérdidas de vidas humanas.

Al presentar los resultados de la investigación, la ingeniera Edita Vizcaíno, presidenta del CODIA, dijo que el mapa sísmico indica que la Isla Hispaniola está ubicada en la placa tectónica del Caribe con sistemas de fallas.

Los estudios reflejan la necesidad de que las infraestructuras básicas, como hospitales y escuelas sean evaluadas para determinar sus vulnerabilidades. Las evaluaciones deben ejecutarse también, en las estaciones de bomberos, aeropuertos, zonas francas, edificaciones gubernamentales, iglesias y en otras edificaciones. Las estadísticas indican que la República Dominicana ha sido afectada en el último siglo por 44 tormentas tropicales, dos grandes sismos, 55 desastres naturales, 40 de ellos en las últimas tres décadas, los cuales han provocado daños económicos invaluables y pérdidas de miles de vidas humanas.

Vizcaíno expuso sus consideraciones durante la apertura de la VIII conferencia internacional de seguridad y defensa 2016: seguridad estructural, diseño, construcción y salud laboral, organizada por Funglode y su Centro de Estudios de Seguridad y Defensa, que reúne a especialistas en la materia del CODIA, instituciones públicas y privadas y de varias naciones.

Recordó la ingeniera Vizcaíno que antes del año 1979 las edificaciones eran diseñadas sin tomar en cuenta los riesgos de los terremotos.

FUENTE