violencia

SANTO DOMINGO. Dirigentes comunitarios de tres de los barrios que fueron señalados como los más violentos durante el 2015 en un estudio hecho por el Observatorio del Ayuntamiento del Distrito Nacional, consideraron que los principales factores que influyen en ese indicador negativo son la falta de oportunidades de empleo, la poca vigilancia policial, los apagones y el consumo de drogas, entre otros.

Argentina Guzmán, Dilcia Heredia y Serafín Ureña y, presidentes de la Unión de Juntas de Vecinos de Cristo Rey, El Porvenir de Gualey y San Rafael de Los Guandules Abajo, respectivamente, dicen que los hechos delictivos son constantes en esos barrios a cualquier hora del día y de la noche.

Dicen, además, carecer de servicios básicos como la recogida de basura, el suministro de agua potable, lo cual trastorna sus actividades cotidianas.

En el caso de Los Guandules y Gualey, también reclaman la construcción de centros de esparcimiento y deportivos que alejen a los jóvenes de los vicios.

Dicen que han hecho en reiteradas ocasiones a diversas autoridades.

Entienden que si esos barrios no son intervenidos para mejorar sus condiciones generales probablemente continúen apareciendo entre los principales en ese indicador.

Ministro de Interior cita las ciudades más violentas
El ministro de Interior y Policía, José Ramón Fadul, dijo que las patrullas mixtas son permanentes en los barrios de la capital y que hacen un trabajo de prevención que evita la violencia.

Al referirse a un informe del Observatorio del Ayuntamiento del Distrito Nacional sobre la violencia en los barrios, Fadul explicó que el Ministerio de Interior y Policía maneja estadísticas que dicen que las provincias más violentas son Santiago, San Cristóbal, La Altagracia y el Gran Santo Domingo, y ahora “estamos trabajando el caso Puerto Plata”.

“Eso no quiere decir que en las demás no hay delincuencia, si no que estas son las de mayores niveles, la Oficina de Estadísticas tiene un informe muy concreto, y en los distintos barrios del país nosotros tenemos levantamientos”, dijo.

Explicó que en estos levantamientos se determina si en estos barrios hay escuelas, centros de salud, el tipo de negocio que hay, y que esto es un problema de control.

FUENTE