dominicano-consul-haitianos- Bill de Blasio-raccoon-knows

Al igual que lo hizo el embajador de República Dominicana en Washington, ayer los representantes del gobierno dominicano en la ciudad de Nueva York exigieron que el alcalde Bill de Blasio se disculpe públicamente y se retracte de los que comentarios que hizo en relación con el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros.

En una conferencia realizada el pasado domingo en el Centro Cultural Malcom X, De Blasio calificó la política de inmigración del país caribeño como ilegal, inmoral y racista.“Es un agravio a la República Dominicana. Es totalmente impertinente e irresponsable”, dijo el cónsul dominicano Eduardo Selman sobre las declaraciones del Alcalde, añadiendo que fueron desatinadas, irrespetuosas y desacertadas.Ante las expresiones del consulado, una portavoz del Alcalde reiteró ayer que, “en ningún momento el domingo el Alcalde pidió boicotear a la República Dominicana. Él claramente expresó preocupación por la delicada situación de derechos humanos en contra de inmigrantes y específicamente de haitianos y dominicanos de ascendencia haitiana. Su llamado es por la defensa de derechos humanos fundamentales, y su oposición es en contra de políticas gubernamentales adversas a estos derechos, y no en contra de la  económica o del pueblo dominicano”.“Contrario a lo que opina el Alcalde, a raíz de su evidente desinformación, no somos un país antiinmigrante. Por décadas hemos acogido a miles de nativos de Haití en nuestro territorio”, indicó el diplomático. “Nuestro gobierno se solidarizó con esta nación hermana en catástrofes como el huracán Jeanne (2004) y el terremoto atroz a principios de 2010”.Selman, acompañado del embajador dominicano ante la ONU, Frank Cortorreal, convocó a los líderes quisqueyanos a pronunciarse contra las declaraciones de De Blasio.

Opiniones encontradas

Pero no todos concuerdan con la postura de las autoridades dominicanas. “Un pueblo con inmigrantes sin estatus legal en países como Estados Unidos y España, no tiene poder moral para expulsar a los hermanos de Haití”, dijo el activista, escritor y artista plástico domincano Diógenes Abreu. “Es una política aberrante”.

Abreu destacó que mientras Quisqueya pide a Puerto Rico un trato humano para sus inmigrantes, se lo niega a los descendientes de haitianos. Hasta mayo, las autoridades puertorriqueñas habían arrestado a 97 dominicanos indocumentados, de un total de 381 inmigrantes interceptados en el mar Caribe.Entre tanto, Mathieu Eugene, el primer concejal haitiano en ser elegido en la ciudad deNueva York, encabezó este miércoles una protesta en las escalinatas de la Alcaldía y difundió una petición para que gobierno quisqueyano detenga su política.

sobre inmigración.???????????????????????????????

“Estos hombres, mujeres y niños nacieron y crecieron en República Dominicana. Está política discriminatoria está obligándolos a renunciar a sus vidas al enviarlos a un país que no conocen”, indicó Eugene. “Los están deportando de su propio país sólo por su ascendencia haitiana. Es atroz”.Eugene llamó a los neoyorquinos a firmar una petición en el sitio http://chn.ge/1fhRybg para detener el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros.“La decisión (…) para comenzar la deportación de la gran cantidad de residentes nacidos en el extranjero es una mancha a la nación y un insulto a los derechos civiles por todas partes”, indicó por su parte el concejal de origen dominicano Antonio Reynoso (D-Brooklyn), quien participó en la protesta junto a otros concejales.Mientras el cónsul Selman defendió el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros, afirmando que garantiza el respeto a los derechos humanos, funcionarios electos quisqueyanos lo refutan.

Llaman a foro comunitario

Ante la tensión en Nueva York por la crisis del pueblo haitiano, el senador estatalAdriano Espaillat convocó a los oficiales electos y funcionarios quisqueyanos -incluyendo a los representantes de la OEA, ONU, embajada y consulados-  a una cumbre delLiderazgo Domínico-Americano en el Gobierno y la Política, para este sábado 27 de junio.

“Creemos que corresponde a la República Dominicana y a Haití, dos naciones soberanas y dos pueblos hermanos, resolver cualquier situación social y humana que afecte a sus hijos, en la mesa del diálogo y con respeto mutuo”, dijo Espaillat en un comunicado.

FUENTE