image

 

El escándalo sexual en el reality 19 Kids & Counting sigue creciendo luego de que se dieran a conocer más detalles de los actos cometidos por Josh Duggar hace más de una década.

La semana pasada se supo que el joven de 26 años había estado bajo investigación en 2006 por abusar de menores entre 2002 y 2003. Duggar tocó zonas íntimas de niñas cuando estaban dormidas e incluso, en algunos casos, despiertas. Poco después él admitió los hechos y señaló que había buscado ayuda mediante su religión.

TLC decidió cancelar el show debido al escándalo y ahora sitios web de Estados Unidos como TMZ y x17online.com confirman que dos de las cinco víctimas de Duggar fueron sus propias hermanas, Jill y Jessa.

La página TMZ indica que los padres de Josh, Jim Bob y Michelle, sabían que había molestado a sus hermanas pero sólo informaron a la policía 16 meses después.

Josh confesó a su padre, en tres ocasiones distintas, que se había comportado de manera inadecuada con al menos una de sus hermanas. Jim Bob no hizo nada hasta después de la tercera confesión, cuando decidió llevarlo a un programa de tratamiento y sólo cuatro meses después informó a las autoridades.

TLC aún no decide qué hacer con el programa que sigue a la familia Duggar, conformada por los padres y 19 hijos.

Otro show de TLC, Here comes Honey Boo Boo también fue cancelado en medio de polémica, pues la madre de la protagonista se relacionó con un hombre que fue condenado a prisión por abusar de una de sus hijas cuando era menor.

Fuente