Danilo Medina

SANTO DOMINGO. A dos meses de las elecciones presidenciales, congresuales y municipales, el presidente Danilo Medina dispuso que los funcionarios públicos designados por el Poder Ejecutivo, cuyos cargos no sean por elección, que aspiren a alguna posición en las próximas elecciones del 15 de mayo, deberán tomar licencia hasta pasado el proceso electoral.

La licencia de los funcionarios había sido planteada por el candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, organización que consideró tardía e insuficiente la medida, ya que no incluye al propio mandatario, quien es el candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

La medida fue ordenada a través del ministro Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, y dada a conocer por el vocero de la Presidencia de la República, Roberto Rodríguez Marchena.

La disposición tiene efecto inmediato y hasta el 16 de mayo, contempla, además, la congelación de las nóminas correspondientes a la contratación de personal temporal en la administración pública central y descentralizada.

Sin embargo, excluye las sustituciones de cargos que ya estén creados, y que cuenten con su asignación presupuestaria.

El documento en el que está contenida la medida, en cumplimiento de la ley 275-97, explica que tiene “el objetivo de garantizar la administración responsable de las instituciones del Estado, la igualdad de oportunidades y la transparencia en el desarrollo de los próximos comicios”.

Las críticas
La medida fue respaldada por el vicepresidente de la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus), Servio Tulio Castaños, quien la estimó positiva, ya que la campaña no tiene regulaciones legales suficientes.

“Yo creo que ese es un paso positivo, sobre todo ya que aún no contamos con una Ley de Partidos políticos y que aún no hemos ni siquiera reformado todo lo que tiene que ver con el régimen electoral conforme a lo que establece la Constitución del 2010”, expresó.

Castaños dijo que se han visto a funcionarios públicos participando en actividades proselitistas en horario laboral, lo que está prohibido por la ley de función pública.

Pero la medida fue criticada por el presidente en funciones del PRM, Orlando Jorge Mera, quien consideró inaceptable que Medina no se incluya, estando en campaña cinco días en la semana.

El politólogo Rafael Toribio manifestó que esa medida debió se ejecutada en el inicio de la campaña electoral. “Simplemente se acoge a lo que está establecido en la Ley Electoral”, indicó.

El candidato a senador del Distrito Nacional por el PRM, diputado Alberto Atallah, consideró “una burla, un chiste de mal gusto, cuando todo el gobierno y los recursos públicos están al servicio de sus campañas reeleccionistas.

Aseguró que “ el efecto boomerang de estos excesos se verá reflejado en las elecciones del próximo 15 de mayo “.

Servio Tulio Castaños

Danilo Medina
Vicepresidente de Finjus.

“Esa había sido una petición de muchos sectores de la sociedad. Yo creo que ese es un paso positivo, sobre todo de que aún no contamos con una Ley de Partidos Políticos y que aún no hemos ni siquiera reformado todo lo que tiene que ver con el régimen electoral”.

 

 

 

Rafael Toribio

Danilo Medina
Politólogo

Para el politólogo, esta medida era obligada por ley. “Simplemente se acoge a lo que está establecido en la Ley Electoral. ¿Debemos agradecer que el gobierno cumpla la ley? Debió ser ejecutada desde que fue formalmente declarada el inicio de la campaña. Es un mandato de la Ley electoral”.

 

 

 

Alberto Atallah

Danilo Medina
Candidato a senador por el Distrito Nacional

“Es una burla, un chiste de mal gusto, el llamado del presidente de la República, Danilo Medina Sánchez a que tomen licencia los funcionarios que son candidatos, cuando todo el gobierno y los recursos públicos están al servicio de sus campañas reeleccionistas. Es alarmante y grosera la forma en que exhiben la opulencia y la utilización de fondos públicos, recursos que dejan de llegarle al sector salud”.

 

 

FUENTE