Danilo Medina-Raccoon Knows

SANTO DOMINGO. El presidente Danilo Medina aseguró hoy que si la comisión designada por el Poder Ejecutivo para investigar la licitación de Punta Catalina concluye que el proceso cumplió con los parámetros establecidos, no permitirá que se detenga el crecimiento del país “para que se siga alimentando el interés de unos pocos para que siga el atraso en la República Dominicana”.

Al decir esta aseveración de forma enérgica, el presidente fue ovacionado por los presentes en el salón de la Asamblea Nacional que escuchaban su discurso de rendición de cuentas.

“Estamos hablando que Punta Catalina impactará un mercado de más de 600 millones de dólares al año, ese es el problema que para algunos tiene Punta Catalina. Por eso, cuando escuchamos: ´Paren Punta Catalina´, debemos ser prudentes y saber qué significan esas palabras en términos monetarios”, afirmó.

Una comisión encabezada por monseñor Agripino Núñez Collado investiga el proceso de licitación de la Central Termoelétrica Punta Catalina que ganó un consorcio en el que participa la empresa brasileña Odebrecht, que está siendo investigada a nivel internacional y local por el pago de sobornos a funcionarios para asegurar contratos públicos. Solo en la República Dominicana se admitió el pago de US$92 millones entre 2001-2014.

Medina afirmó que no escatimará ningún esfuerzo para que se conozca la verdad en todos sus puntos sobre la licitación de Punta Catalina. Si se prueba que todo se hizo bajo las normas, afirmó que la obra se finalizará por el bien del país y en el tiempo y forma que se estipuló, y para ello se conformó la comisión.

“Estoy decidido a que el pueblo conozca toda la verdad al detalle y más allá de toda duda. Este gobierno no tiene nada que ocultar. Confío en que avancen en sus trabajos y muy pronto den a conocer los resultados”, dijo.

“De la misma forma –agregó– apoyamos la labor de la Procuraduría, que tiene plena potestad para investigar y actuar hasta las últimas consecuencias”.

Defiende los resultado del proyecto

Medina repasó en su discurso el ahorro económico que –aseguró– supondrá para el país el proyecto energético. Indicó que se ahorrarán US$441 millones al año, puesto que los costos de generación de electricidad, con la entrada de las dos plantas, bajará notablemente y se reducirá la carga fiscal que ha supuesto “y una camisa de fuerza al país”.

Indicó que entre 2004-2016 el Estado gastó US$11,406 millones en transferencias y subsidios al sector eléctrico que, calculado a 47 pesos por dólar, son más de RD$536,000 millones. “Eso llora ante la presencia de Dios”, dijo.

Destacó que cuando la central de Punta Catalina entre en operación, generará 5,5 millones de megavatios hora, equivalentes a un poco más de la tercera parte de la demanda.

“Para aquellos que han facturado durante años al pueblo dominicano una de las energías más cara de América Latina, supondrá pérdidas millonarias”, aseveró.

FUENTE