dos-bombarderos-de-ee-uu-vuelan-sobre-corea-del-sur-tras-la-prueba-nuclear-de-pyongyang-raccoon-knows

Cuatro días después de la quinta y posiblemente más potente prueba nuclear de Corea del Norte, la Fuerza Aérea de Estados Unidos respondió con una demostración de fuerza el martes, con dos bombarderos B-1 volando sobre Corea del Sur.

Corea del Norte afirmó que la prueba del viernes mostró que tenía una cabeza nuclear que podría ser encajada en misiles balísticos, una posibilidad que aumenta el temor de los aliados de Estados Unidos en la región y también representa una amenaza para las bases estadounidenses en Corea del Sur, Japón y Guam.

“La prueba nuclear de Corea del Norte es una peligrosa escalada y plantea una amenaza inaceptable”, dijo el general Vincent K. Brooks, comandante de las fuerzas estadounidenses en Corea, en un comunicado el martes. “Estados Unidos tiene un compromiso inquebrantable para defender a sus aliados en la región y tomará las medidas necesarias para hacerlo, incluyendo operaciones como la de hoy”.

Los B-1 fueron acompañados por cazas F-16 de Estados Unidos y F-15 de Corea del Sur en el vuelo sobre la base aérea de Osan, 64 kilómetros al sur de la capital surcoreana, Seúl.

“La manifestación de hoy ofrece sólo un ejemplo de la amplia gama de capacidades militares de esta fuerte alianza para proporcionar y reforzar la disuasión ampliada”, dijo Brooks.

Los B-1 fueron trasladados a la base Andersen en Guam, en agosto, como parte de lo que el Comando del Pacífico de Estados Unidos.

Es la primera vez que los B-1, que tienen la mayor carga útil que cualquier otro bombardero estadounidense y pueden volar a 900 millas por hora, forman parte de la fuerza de bombarderos del Pacífico en una década.

Atacaron objetivos en Siria e Iraq

Los bombarderos formar parte del escuadrón que arrojó más de 2.000 “bombas inteligentes” durante más de 630 misiones en Siria, Iraq y Afganistán de enero a julio de 2015, dijeron funcionarios de la base aérea de Andersen en Guam en agosto.

Esas misiones cubren más de 7.000 horas de vuelo.

Guam es un territorio controlado por Estados Unidos en el Pacífico occidental, unos 2.500 kilómetros al este de las Filipinas, y cerca de 3.000 kilómetros de la península de Corea.

“Los bombarderos en general están bien adaptados a las grandes distancias y los desafíos del Pacífico. El bombardero B-1 es específicamente adecuado para la región del Pacífico”, dijo el teniente coronel Seth Spanier, comandante de la escuadra B-1 en Guam.

“Con una gran capacidad de armas y una capacidad de ataque excepcional, el B-1 proporcionará al Comando del Pacífico de Estados Unidos y a sus aliados regionales una plataforma de proyección de poder creíble y estratégica”, dijo el comunicado.

“Ellos se dieron cuenta absolutamente”

El uso de bombarderos estadounidenses basados en Guam para enviar un mensaje a la península coreana no es nuevo. Después de la cuarta prueba nuclear de Corea del Norte en enero, un B-52 hizo el vuelo.

Will Ripley, de CNN, estaba en la capital norcoreana de Pyongyang en ese entonces.

“Ellos se dieron cuenta absolutamente”, dijo Ripley sobre los norcoreanos. “Una gran cantidad de los comandantes militares de Corea del Norte encontró bombarderos estadounidenses especialmente amenazadores, dada la destrucción aquí en Pyongyang durante la Guerra de Corea, cuando gran parte de la ciudad fue derribada”, dijo Ripley.

En febrero, después de que un cohete de Corea del Norte envió un satélite al espacio, cuatro F-22 de la Fuerza Aérea estadounidense volaron sobre Corea del Sur en otra demostración de fuerza.

Corea del Sur también desplegará el sistema de defensa THAAD, diseñado para derribar misiles balísticos de corto y medio alcance, el tipo de armas que Corea del Norte afirma tener.

Pero la presencia del sistema THAAD ha sido objeto de críticas, en particular de China, que tiende a ver cualquier aumento de la presencia militar estadounidense en Asia como un intento de contener y reducir su influencia en la región.

FUENTE