El BID dispone de US$3,000 millones para financiar las Pymes

WASHINGTON.- Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), fue el orador de apertura del panel sobre el organismo multilateral y su nuevo programa de apoyo a proyectos del sector privado, evento incluido en la primera jornada de la XXIII Semana Dominicana en EEUU (SemDomUSA), iniciativa que lidera la Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana y que tiene lugar del 11 al 15 de mayo en las ciudades de Washington DC y Nueva York.

La actividad comenzó en la sede del BID en Washington a las 4:00 de la tarde. Moreno explicó que la nueva corporación financiera que está creando el BID para incrementar su apoyo al sector privado supone un incremento de los fondos disponibles en unos US$2,000 millones, “que sumados a los que ya tenemos, supondrán la disponibilidad de unos US$3,000 millones de dólares para financiamiento, especialmente a PYMES y para expansión de mercados donde crear oportunidades”.

“Es nuestro centro de atención. Pensamos que el futuro del desarrollo económico y social de la región dependerá del incremento de la productividad y la reducción de la inequidad. Para hacer frente a estas transformaciones, el sector privado va a jugar rol muy importante y nuestra transformación como grupo supone atender esas áreas”, dijo.

Antes de pasarle la palabra a Flora Montealegre, Representante del BID en la República Dominicana, Luis Alberto Moreno dijo que el trabajo con el país se ha venido haciendo de manera creciente: “cada vez aumentamos más el monto de recursos al servicio del gobierno, independientemente de los retos fiscales y económicos, porque creemos que el país merece todo el apoyo del banco y estamos comprometidos con ello”.

Montealegre, por su parte, dijo que para el periodo 2013-2016 fue dispuesto un monto para financiamientos de unos US$1,500 millones. “Ya hemos ejecutado el 80%, destinado a áreas productivas y al fortalecimiento del capital humano, con proyectos en salud y educación. También hemos estado dando apoyo para la reforma de la fiscalidad, donde hay que continuar haciendo grandes esfuerzos”, dijo.

“Centramos esfuerzos especialmente en productividad y ello implica trabajar en educación, innovación y emprendimiento de manera importante”. Montealegre afirmó también que aún hay pendientes reformas estructurales, como la laboral, la eléctrica y la del transporte.

Luego de las palabras de Moreno y de Montealegre, un grupo de expertos del BID intervino en un panel para hablar sobre los retos y las oportunidades que tiene la República Dominicana para sacar provecho de este nuevo programa, que busca ser más efectivo en el apoyo al sector privado de los países en los que desarrolla su labor. Los miembros de la delegación de SemDomUSA se sumaron al debate durante la tercera y última parte del evento.

Rafael Blanco, Presidente del Conep, dijo que es necesario un estudio sobre el sistema de seguridad social para obtener propuestas para su mejora. También se refirió a la necesidad de reformar el transporte de pasajeros y carga del país “que es desorganizado, caótico, ineficiente y costoso, posiblemente una de los grandes lastres para mejorar la competitividad”.

Blanco también reivindicó la necesidad de, junto a la transformación de la República Dominicana en hub logístico regional se desarrolle un centro de ferias y convenciones en Santo Domingo. Y finalmente destacó la gran oportunidad que representa el proceso de modificación de la ley del mercado de capitales para su desarrollo, lo que puede estar relacionado con la mejora del propio sistema de seguridad social.

El evento forma parte de la agenda de la vigésimo tercera edición de SemDomUSA, iniciativa que lidera la Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana (AMCHAMDR) y que contribuye cada año con el acercamiento entre ambas naciones y la elevación de la imagen dominicana en el territorio de su principal socio comercial.

FUENTE