Escándalo de corrupción de un senador salpica resort dominicano

SANTO DOMINGO, RD.- Un resort dominicano conocido desde hace tiempo por ser un refugio caribeño exclusivo, donde al menos tres ex presidentes de Estados Unidos han jugado al golf, es uno de los principales ejes en el escándalo de corrupción que salpica al senador estadounidense Bob Menendez. Menendez, hijo de inmigrantes cubanos, quien fue acusado formalmente el miércoles de aceptar casi un millón de dólares en vacaciones de lujo, traslados aéreos, viajes para jugar al golf y decenas de miles de dólares en contribuciones a un fondo de defensa legal a cambio de una serie de favores políticos al doctor Salomon Melgen, un acaudalado oftalmólogo de Florida de ascendencia dominicana.

Como parte de los presentes, el senador se alojó en la villa de estilo español Melgen en el complejo Casa de Campo, con o sin el médico, “en numerosas ocasiones” entre agosto de 2006 y enero de 2013, según el acta de acusación que imputa 14 cargos a los dos hombres.

Casa de Campo se encuentra en la provincia de La Romana, en la costa sureste de República Dominicana.

El escrito de acusación señala que es un complejo deportivo y de golf de lujo con puerto deportivo, tres campos de golf, tres de polo, instalaciones ecuestres, una pista de tiro de 245 acres, spa, playas y un hotel cuyas habitaciones cuestan alrededor de 500 dólares por noche.

Casa de Campo fue construido en la década de 1970 por el conglomerado estadounidense Gulf and Western Corp. en los campos de azúcar que poseía en el país.

Tanto el negocio del azúcar como la construcción fueron adquiridos más tarde por la familia Fanjul, asentada en Florida pero con amplios negocios en República Dominicana.

Hoy en día, el complejo abarca 28 kilómetros cuadrados (unas 11 millas cuadradas) y cuenta con 1.200 residentes, incluyendo celebridades como Sammy Sosa y Juan Luis Guerra y Oscar de la Renta antes de su fallecimiento.

Entre sus huéspedes estuvieron los ex presidentes de Estados Unidos Bill Clinton, George W. Bush y George Herbert Walker Bush, quienes practicaron golf en sus instalaciones.

En noviembre, el cantante Marc Anthony celebró su boca en Casa de Campo y Kim Kardashian grabó dos episodios de su programa de telerrealidad allí. La seguridad mantiene aleado al público en general.

La única forma de entrar en la propiedad es tener una reserva en el hotel o alojarse en una de las casas de alquiler.

FUENTE