Lo que inició como un lindo paseo de pesca en familia, terminó con una selfie que aterrorizó a medio pueblo de Estados Unidos. En efecto, Haley Ogletree, de 13 años, decidió tomarse una “autofoto” mientras uno de sus hermanos se encontraba de espaldas a la cámara. Sin embargo, al ver la imagen quedó petrificada pues, apareció claramente la figura espectral de un hombre quien no estaba “invitado al paseo”.

Al compartir la gráfica en las redes sociales, su madre escribió: “Ese hombre no estaba allí. Los únicos que estaban en el lugar eran mis hijos y sus abuelos”. En cuestiones de segundos se desató una ola de comentarios que iban desde los más jocosos hasta los más espeluznantes.

Fantasma-luneta-auto-2-Raccoon Knows

FUENTE