amazing-gardens-acros-fukuoka-japan-RACCOON KNOWS

Los árboles, los arbustos y plantas afuera de tu casa podrían ofrecer más que una bonita vista. Un nuevo estudioencontró que vivir en o cerca de áreas verdes puede ayudar a las mujeres a vivir más y a mejorar su salud mental.

Los investigadores de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard y del Hospital Brigham and Women’s examinaron a más de 108.000 mujeres enroladas en el Estudio de Salud de Enfermeras —una investigación a nivel nacional sobre los mayores factores de riesgos de enfermedades crónicas en mujeres— realizado entre 2000 y 2008.

 Ellos compararon los riesgos de muerte con la cantidad de vida vegetal cerca de las casas de las mujeres y encontraron que las mujeres que viven en zonas más verdes tienen una tasa de mortalidad 12% menor de que las que viven en áreas menos verdes. Los niveles de vegetación fueron determinados utilizando imágenes satelitales tomadas en diferentes épocas del año y en distintos años.

“Nos sorprendimos al ver que había una mortalidad 12% menor”, dijo Peter James, autor del estudio e investigador asociado en elDepartamento de Epidemiología de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan. “Ya sabíamos que la vegetación puede ayudar a mitigar el efecto del cambio climático. Nuestro estudio sugiere un potencial beneficio colateral para la salud”.

El equipo cree que los resultados serían similares si se hubiese incluido a hombres en el estudio.

Cómo la vegetación puede prolongar la vida

Cuando se analizaron causas específicas de muerte entre las participantes del estudio, los investigadores encontraron que las mujeres en áreas más verdes tienen una mortalidad 41% menor por enfermedades de riñones, un 34% menor por enfermedades respiratorias y un 13% menor por cáncer que las que viven en áreas menos verdes.

El estudio sugiere que varios factores podrían jugar un rol en reducir el nivel de mortalidad, incluyendo una mejora en la salud mental, que fue medida a través de niveles de depresión y estimada para explicar el 30% de beneficio de vivir en áreas más verdes. Un incremento en la socialización, en la actividad física y una menor exposición a la contaminación en el aire también podrían jugar roles importantes, de acuerdo con el estudio.

Aunque estudios previos habían examinado los beneficios en la salud de la exposición a la naturaleza, este nuevo estudio es el primero en echar un vistazo a nivel nacional al vínculo entre la vegetación y la mortalidad durante varios años, según James.

“Por lo que sabemos, este es el primer estudio que examina la exposición en el lugar donde se vive, en un amplio rango geográfico, a través de todo Estados Unidos”, dijo.

El equipo se enfocó en mediciones socioeconómicas individuales y factores de riesgo a la salud individuales, como el fumar, lo que ayudó a reducir las preocupaciones sobre otros factores que pudiesen explicar el vínculo.

La naturaleza viene de muchas formas

James subrayó que los resultados del estudio no están sugiriendo que la gente necesita irse al campo para vivir una vida más larga, sino que simplemente cualquier incremento en la vegetación parece vinculada a una mortalidad menor.

“Quiero hacer hincapié que el 84% de las participantes en el estudio viven en áreas urbanas”, dijo. “No estamos diciendo que necesites vivir cerca de un parque”.

Los descubrimientos podrían ayudar en el diseño y planeación de vecindarios. “Quienes formulan políticas, quienes planean y los arquitectos podrían tener esta herramienta para crear lugares mas saludables y sustentables”, dijo James.

“El estudio es un paso más en la suma de evidencia sobre que la naturaleza podría estar relacionada con una mejor salud”.

FUENTE