ejercicio-salud mental-Raccoonknows.jpg

 

La nueva tendencia de salud, que remite no sólo a un sentido de responsabilidad por uno mismo sino a un genuino sentido de supervivencia, es hacernos individual y colectivamente responsables de nuestro propio bienestar.

Esto no sólo nos remite a una noción de “medicina preventiva” sino también a mantener un diálogo con nuestro cuerpo y nuestra mente, y a partir de él moldear hábitos y conductas. En pocas palabras, nuestra salud está en nuestras manos.

Hoy sabemos de los increíbles beneficios de la meditación para la mente, y a la par, numerosos estudios apuntan a las bondades del ejercicio aeróbico para aspectos como el humor, la memoria y el combate del declive cognitivo. A ciencia exacta se desconoce por qué es que el ejercicio activo le hace tanto bien a tu cerebro, pero ello se ha vinculado con el incremento del flujo sanguíneo y la oxigenación del cerebro.

A continuación te compartimos algunos de los enormes beneficios para tu mente resultado del ejercicio aeróbico, según diversas investigaciones:

– En un estudio aplicado a personas con depresión severa se encontró que 30 minutos de ejercicio diario, durante sólo 10 días, fueron suficientes para reducir significativamente la depresión en los pacientes.
Caminar 30 minutos diarios, 4 días a la semana, durante 12 semanas, fortalece la conectividad en la región del cerebro vinculada a la memoria.

– En mujeres con demencia, la actividad física ha probado aumentar el tamaño del hipocampo, la zona asociada a la memoria y el aprendizaje.

– Está comprobado que el ejercicio físico puede incentivar la creación de neuronas y fortalece la conectividad entre ellas.

– El ejercicio mejora la concentración.

Finalmente, y si consideramos que nuestro cerebro es el principal mediador entre nosotros y la realidad (o incluso un ingeniero de realidades, comenzando por la nuestra), sobra decir que debiéramos esforzarnos por mantenerlo siempre sano… y el ejercicio aeróbico parece una herramienta ideal.

Fuente