Apple-iphone-FBI-Raccoon Knows

Es una incógnita cómo el FBI piensa que podría entrar en el iPhone utilizado por el terrorista de San Bernardino.

El FBI dijo esta semana que se muestra cautelosamente optimista después de que un tercero le dijo a los investigadores cómo hacerlo.

¿Cuál es el método? ¿Y quién les dijo cómo hacerlo? El FBI no lo dirá.

Pero eso no ha impedido que el mundo de la seguridad haga algunas conjeturas. La solución a la que siguen llegando es la misma de la cual han estado hablando los expertos en ciberseguridad durante semanas: abrir el teléfono, sacar el chip de memoria, copiarlo e intentar adivinar la contraseña una y otra vez.

Según Jonathan Zdziarski, un experto en seguridad de computadoras que se especializa en productos Apple, esa es la manera más probable de averiguarlo. Esto hará que el FBI evite un problema crítico: El iPhone 5C está bloqueado permanentemente. Si la característica de autodestrucción está activada, este borrará su clave luego de haber ingresado 10 veces la contraseña incorrecta.

Este truco fue presentado en la discusión pública de una audiencia del Comité Judicial de la Cámara de Representantes el 1 de marzo, cuando el representante Darrel Issa reprendió al director del FBI, James Comey, por no considerarlo.

“Si no has hecho esa pregunta, ¿cómo puedes venir ante este comité y un juez federal y exigir que alguien invente algo?”, le preguntó Issa a Comey.

Comey admitió durante la audiencia que el FBI no le había preguntado a Apple acerca de ese método, y que él tampoco lo “entendía por completo”. Pero dijo en el momento que estaba “totalmente abierto a las ideas”.

Así es como el truco funcionaría: el FBI separaría el chip de memoria del teléfono y haría una copia del mismo.

Para romper el cifrado del chip de memoria, el FBI tendría que hacer un poco de ensayo y error: los investigadores tendrían que emparejar cada chip de memoria con el chip del cifrado del teléfono, y entonces adivinar un puñado de contraseñas antes de que el chip de cifrado agote el tiempo de los intentos o borre la memoria.

Entonces, el FBI podría intercambiar el chip de memoria por otra copia del mismo, e intentar con unas cuantas contraseñas más. Con el tiempo, llegarían a encontrar la contraseña correcta y obtendrían el acceso.

CNNMoney habló con varios expertos en seguridad que estuvieron de acuerdo en que el truco de memoria era una posible solución. Pero uno de ellos dijo que él ni siquiera puede estar seguro de que este sea el camino de entrada más probable para el FBI. Otro de ellos puso en duda el método y dijo que este implica la soldadura, la cual es un dolor gigantesco.

Pero Zdziarski dice que esta es la herramienta más probable que el FBI use puesto que es una “técnica bastante sencilla” que puede ser lograda por una compañía forense externa dentro del marco de tiempo que estableció el FBI: el gobierno tiene hasta el 5 de abril para notificar al tribunal si el truco funcionó.

Incluso si Zdziarski y la amplia comunidad de seguridad estuvieran en lo correcto acerca del truco de la memoria, ni siquiera está claro que el método vaya a funcionar.

Además, incluso si funciona, este no necesariamente ayudaría a las fuerzas de seguridad en su lucha aun más extensa para lograr entrar en los iPhones encriptados. Los más recientes modelos de iPhone 6 y 6s no permitirán que los investigadores usen un método como este para extraer los archivos de un sospechoso ya que fueron construidos de manera más segura.