Explosión obliga a revisar los criterios para autorizar bombas de combustibles

SANTO DOMINGO, RD.- A las 6:15 de la mañana de ayer, el sonido del escape de una válvula acompañado de un fuerte olor a gas proveniente de las instalaciones de la planta de gas Sol Gas alertó a los residentes del sector La Esperanza, en Los Ríos, Distrito Nacional. Minutos más tarde sucedió lo que tanto temían o habían alertado: una explosión.

La explosión, causada por el escape en una válvula de uno de los tanques de la envasadora, ocurrió aproximadamente a las 6:20 de la mañana y generó una onda expansiva que dejó decenas de personas heridas, ocho de estas con quemaduras y otras afectadas por la inhalación de humo y traumas, según reportes de los cuerpos de socorro.

También viviendas colapsadas, vehículos destruidos, techos desplomados, paredes agrietadas, persianas y cristales rotos. El joven Lemy Morel, quien dio la voz de alerta, narró que las personas lograron salir del interior de las viviendas más cercanas a la planta de gas, pero su padre, Felipe Vinicio Morel se devolvió al lugar, resultando herido y con quemaduras en gran parte de su cuerpo. “Estábamos todos durmiendo. Era de madrugada. Escuchamos el sonido de la fuga y el olor a gas. Esto se nubló totalmente y salimos a avisar a los vecinos y a los niños”, cuenta. Mientras los equipos de rescate se concentraban en buscar posibles víctimas debajo de los escombros, orientados por la unidad canina de Búsqueda y Rescate del Cuerpo de Bombero, Camilo Torres se conformaba en saber que había ayudado a la evacuación de las personas y que no había muertos allí, a pesar de que no quedó una pared levantada de su casa. “Yo vivo en una segunda y perdí todo lo mío”, expresó.

“Nosotros saliendo, todo se derrumbó. Antes de la explosión hubo un sonido muy fuerte del gas y empezamos a alertar a los vecinos. Había gente que no quería irse, pero cuando vieron la neblina de humo salieron. Si nosotros no alertamos hubiera muchos muertos aquí”, afirmó.

¿Quién llegó primero?

El siniestro revivió la lucha de los moradores, quienes siempre se han opuesto a las operaciones de la planta de gas, que opera hace más de 20 años en la zona, que alberga viviendas, centros educativos y negocios.

Alfredo Pérez Suero, presidente del Frente de Junta de Vecino de Los Ríos, aseguró que la comunidad siempre ha mostrado resistencia a las operaciones de la envasadora de gas, ubicada en la avenida Coronel Juan María Lora Fernández, antigua Circunvalación, extendiendo sus instalaciones hasta la cuadra limitada por las calles Respaldo la Fe y La Fe. “Esa planta está en medio del corazón de Los Ríos”, dijo con indignación el comunitario, mientras era respaldado por otros dirigentes.

Fue un momento para que algunas autoridades, presentes en el lugar, reflexionaran sobre las operaciones de plantas de combustibles en zona habitadas.

El director de la Defensa Civil, Rafael de Luna Pichirilo, deploró la emisión de permisos para las operaciones de este tipo de instalaciones en zonas residenciales y la falta de planeamiento urbano de la ciudad.

Haciendo referencia a un edificio de tres niveles desplomado a causa de la explosión, sostuvo que “este es un planeamiento urbano informal que no está sustentado en un adecuado ordenamiento territorial y uso de suelo. Se instalan las plantas envasadoras de gas, distribuidoras de gas propano y son arropadas por el crecimiento informal de las edificaciones de los barrios”.

Afirmó que la Defensa Civil, durante su gestión, no ha dado “cartas de no objeción” a envasadoras que pretendan instalarse cerca de una zona habitada”.

Agregó que “si las alcaldías permitieron un avance inadecuado de los asentamientos humanos hacia las envasadoras, lamentablemente habrá que cerrar las envasadoras que están cerca de zonas habitadas”.

El diputado de la Circunscripción 2, Arsenio Borges, quien reside en Los Ríos, también lamentó que las autoridades emitan permisos para instalación de plantas envasadoras de gas en zona residencial.

Invitó a buscar en los registros las manifestaciones de los comunitarios en contra de la instalación de Sol Gas. “No debió haberse esperado este hecho para tomar medidas. Las leyes existen y son muy claras”, precisó enérgicamente.

“Aquí hay un vacío en el cumplimiento de las leyes. Este es un buen momento para darse cuenta de que hay que corregir algunas cosas para evitar este tipo de desastres”, sostuvo el diputado Víctor- Ito- Bisonó.

Sin embargo, el presidente de la Asociación Nacional de Importadores y Distribuidores de Gas, Guillermo Cochón, dijo que esa planta cumple con todos los requisitos y aseguró que al momento de su construcción no había viviendas en los alrededores. El Ayuntamiento del Distrito Nacional así lo confirma.

El director de Comunicaciones de la Alcaldía del Distrito, Omar Liriano, dijo que la estación funciona desde el 1993.

Explicó que, según el general del Cuerpo de Bombero del Distrito Nacional, cada año se hace inspección a todas las planta de gas y Sol Gas respondía a las exigencias de los equipo técnicos de los bomberos.

Indicó que la envasadora también cuenta con el permiso de suelo por parte del Ayuntamiento. “Esa planta estaba instalada en 1993 cuando posiblemente la zona no estaba habitada. Si tú vas a la zona te vas a encontrar con que no hace mucho tiempo que en los alrededores se ha estado construyendo, por consiguiente esas casas fueron construidas después que esa planta estaba funcionando”, dijo.

En tanto, el síndico de la capital expresó la necesidad de que las instituciones involucradas en otorgar los permisos para la instalación de plantas de GLP, incluyendo el propio Ayuntamiento del Distrito Nacional, deben ser más rigurosas en sus estudios para autorizar esas empresas.

El evento activó, de forma coordinada, los cuerpos de emergencia, socorro y seguridad del país. Participaron el Cuerpo de Bomberos del Distrito Nacional, La Defensa Civil, el Centro de Operaciones de Emergencias (COE), el Sistema Nacional de Atención a Emergencia y Seguridad 911, Ejército Policía Nacional y la Autoridad Metropolitana de Transporte (Amet).

Por disposición del presidente Danilo Medina, el director del Plan de Asistencia Social de la Presidencia hizo presencia en la zona afectada y ordenó un levantamiento de los daños para asistir a las víctimas de la explosión.

Heridos son atendidos en el Ney Arias

Seis de nueve heridos que fueron trasladados al hospital traumatológico Doctor Ney Arias Lora permanecen en la Unidad de Cuidados Intensivos de ese centro de salud, dos de ellos con diagnósticos reservados. Los heridos, producto de la explosión de una planta de gas en Los Ríos, fueron ingresados con quemaduras en distintas partes del cuerpo, según explicó el doctor David Cuevas, encargado de UCI. Tras especificar que hay dos pacientes cuyo diagnóstico es de cuidado por estar dependientes de ventilación mecánica. Además, presentan traumas craneo-encefálicos y quemaduras de vía aérea.

Dijo que algunos presentan quemadura en más de un 50 % de la superficie corporal, lo que representa un factor de riesgo por las complicaciones que se pueden generar.

También, en la unidad de emergencia del centro de salud se encuentran en observación tres mujeres, dos de ellas madre e hija, afectadas con lesione leves, a quienes mantienen en vigilancia debido a la inhalación de humo que tuvieron, de acuerdo al doctor David González, gerente de Emergencias.

Omar Liriano

El ADN hace un levantamiento en la zona a fin de “rescatarla”, pero el seguro de la envasadora tendrá su responsabilidad.

Alcalde ADN

“Cuando rindan un informe las instituciones, tomaremos las medidas que sean necesarias”.

FUENTE