familia
SANTO DOMINGO. Al parecer agobiados por el miedo y la presión ejercida por el entorno, los familiares del adolescente de 16 años acusado de violar y asesinar junto a otros dos menores de edad a una niña de cinco años en Villa Faro, Santo Domingo Este, se mudó del vecindario donde ocurrió el hecho luego de residir por décadas en el lugar aun paradero desconocido.

Cerrada con candado y vacía desde el pasado jueves, según vecinos del lugar, está la casa que habitaba el mayor de los menores de edad señalados como los autores del ultraje y asesinato de Lorenis de los Santos, el pasado día 17 en el barrio Vecinos Unidos del referido sector.

Soranyi de los Santos, tía de la víctima, dice que ellos también quieren mudarse del lugar, pero sus condiciones económicas no se lo permiten.

Lamenta que tanto los acusados del hecho como ellos son miembros de una misma familia, situación que ha causado gran tensión por temor a que ocurran actos de violencia entre los vecinos del hacinado lugar, donde decenas de viviendas están contiguas y a las cuales se accede por un único y estrecho callejón, ubicado en uno de los extremos de la calle principal del sector.

Expresa que la relación con los parientes de los otros dos menores ha sido difícil de manejar desde que ocurrió el suceso.

“Ellos están por ahí por su lado y se mantienen trancados dizque por miedo, pero es que uno no le ha hecho ningún enfrentamiento porque ellos tampoco tienen que ver con lo que esos muchachos hicieron “ indicó Soranyi.

En tanto que Leidy Sell Caminero, hermana del menor de los acusados, expresa siente temor a posibles reacciones violentas de los parientes de la niña asesinada.

Los menores cumplen medidas
El Tribunal de Niños, Niñas y Adolescentes de la provincial Santo Domingo dictó un mes de prisión preventiva para los adolescentes de 16 y 13 años de edad que violaron y mataron a la niña Lorenis de los Santos, de cinco años.

Los adolescentes cumplen la medida en el Centro de Corrección Ciudad del Niño. Mientras que el otro acusado, de nueve años, permanece en el Consejo Nacional para la Niñez y Adolescencia.

FUENTE