Brian Luna y Alex Cuevas Polanco, a quienes acusan de tráfico de armas y drogas-rACCOON kNOWS

NUEVA YORK. Agentes de la Agencia Federal Contra Armas, Tabaco y Alcohol (ATF) en Rhode Island, detuvieron en Providence a los dominicanos Brian Luna y Alex Cuevas Polanco, a quienes acusan de tráfico de armas y drogas, de las que supuestamente suplían a pandilleros en el sur de la ciudad.

Luna y Cuevas, según el parte oficial, fueron seguidos por los federales cuando compraban armas para transportarlas a barrios plagados de pandilleros en el lado sur de Providence y fueron interceptados y detenidos bajo los referidos cargos.

Los federales dicen que ambos hombres llevaron las armas al vecindario de los pandilleros después de comprarlas.

En un allanamiento posterior a Luna, los agentes hallaron cinco pistolas, cocaína, marihuana y otros instrumentos usados en procesamiento de drogas.

La policía terminó de aprehender seis armas, así como las drogas empaquetadas para la venta.

Los dos fueron procesados el viernes, y la ATF dijo que los detectives de la policía de Providence, Eric Greene y Peter Tesseris, han trabajado desde mayo con agentes especiales de esa agencia, investigando a un hombre apodado “Broadway”, que se creía que estaba comprando armas legalmente y suministrándolas a los miembros de las pandillas “Wood Boys” y Clowntown Street”, según un informe policial.

Los detectives determinaron que “Broadway” es el apodo usado por Luna, de 21 años de edad y residente en el número 96 de la calle Penn en el área de Federal Hill. Cuando los agentes de la ATF descubrieron que “Broadway” iba al poblado de Warwick a comprar armas el martes de la semana anterior, lo siguieron.

La policía dice que vieron a Cuevas Polanco, de 19 años, llevando a Luna a la tienda de armas “D & L Shooting Supplies” y esperó mientras el segundo entraba. Los detectives se enteraron de que Luna estaba comprando cinco cañones, y salió con ellos en dos bolsas plásticas verdes y una caja de armas, que puso en el maletero del Honda.

La policía siguió observando a los hombres mientras se detenían en el apartamento de Luna en la primera planta de la calle Penn y llevaron las armas dentro.

Los dominicanos regresaron con una caja de armas, que colocaron en el baúl del carro, y luego se dirigieron al sur de Providence, donde serpentearon alrededor del proyecto de viviendas de Lockwood y calles laterales donde los pandilleros acostumbran a juntarse.

Después de seguir a los dos sospechosos por un tiempo, la policía interceptó el Honda en la esquina de las calle Eddy y avenida Thurbers, donde Luna y Cuevas Polanco fueron detenidos, y los detectives se apoderaron de la caja de armas, que tenía dos pistolas.

La policía interrogó a los hombres, y Luna accedió a una búsqueda en su apartamento, donde los detectives dijeron que se apoderaron de cuatro pistolas más, incluida una con un número de serie borrado.

La policía dice que también se apoderó de municiones, revistas vacías, junto con bolsas de marihuana y cocaína.

Luna y Cuevas Polanco fueron acusados de dos cargos de llevar un arma de fuego sin licencia.

Luna también fue acusado de posesión con la intención de entregar cocaína, tiene cuatro cargos de portar un arma de fuego mientras estaba en posesión con la intención de entregar cocaína, y posesión de una pistola con un número de serie alterado.

No tenía antecedentes penales que le hubiesen impedido comprar armas de fuego legalmente. “Este es el tipo de persona que puede volar bajo el radar y eventualmente causar daños en el vecindario”, dijo el detective Clements.

Ambos hombres fueron instruidos de los cargos el miércoles en el Tribunal de Distrito, donde se declararon no culpables de los cargos por delitos graves.

Luna quedó detenido en una cárcel estatal con fianza de US$100.000, mientras que Cuevas Polanco pagó una con bonos.

El jefe de detectives dijo que la investigación sobre el tráfico de armas está en curso.

FUENTE