Muerte

SANTO DOMINGO. Un guardián fue encontrado muerto en la mañana de este viernes en una sucursal del Banco Popular ubicada en un centro comercial de la avenida John F. Kennedy, del ensanche Naco, en donde estaba asignado.

El vigilante fue identificado por la entidad financiera como Pablo Sánchez, de 63 años, quien pertenecía a la empresa de seguridad Guardianes Marcos y residía en el sector El Olimpo, de Herrera, en Santo Domingo Oeste. Versiones no confirmadas indican que se habría suicidado.

El cuerpo presenta herida en la región temporal, con entrada y salida, según certificó la médico legista Margarita Santana.

Sánchez tenía diez años laborando en la sucursal del banco y era padre de tres hijos.

Su hija Paola Sánchez dijo que su padre la llamó anoche, no le dijo nada y que le pareció escuchar que lloraba.

Compañeros de trabajo lo definieron como un hombre alegre y sus hijos como un hombre callado.

“La institución bancaria lamenta la pérdida irreparable de esta vida humana en este suceso y manifiesta sus condolencias a los familiares, a quienes acompaña en este difícil proceso”, dice el Banco Popular en una comunicación de prensa.

Informó que en lo que respecta al personal de la sucursal, dispuso la atención a sus colaboradores por parte de un equipo de psicólogos.

La oficina permanecerá cerrada hasta el lunes 7 de diciembre.

FUENTE