NUEVA YORK – El gobernador Andrew Cuomo expresó dudas de que un oficial de correción haya ayudado a los dos asesinos que escaparon de una prisión en el norte del estado durante el fin de semana.

Sin embargo, al momento todos los empleados de la cárcel están siendo entrevistadospor las autoridades.“Estaría sorprendido si un oficial de correción estuviera involucrado. Pero alguien tuvo que haberlos asistido”, dijo Cuomo en el programa “Morning Joe” de MSNBC.

Una búsqueda masiva continúa alredeador del estado para encontrar a Richard Matt, de 48 años y David Sweat, de 34,  quienes desaparecieron el sábado en la mañana delClinton Correctional Facility en Dannemora, un pueblo al oeste de Plattsburgh y cerca de la frontera canadiense.

Escape

El gobernador ha reiterado que los fugitivos son peligrosos y que las autoridades aún no saben donde están.“Podrían estar en cualquier parte del país”, dijo Cuomo.El New York Post y ABC News reportaron que una empleada de la prisión fue interrogada el domingo en conexión directa con el escape. Las autoridades han dicho que no han eliminado ninguna posibilidad sobre la complicada fuga.

La investigacián apunta a que  los hombres, quienes dormían en celdas adjuntas, escaparon a través de un hueco en la parte posterior de las celdas hechas de acero.También habrían cortado tuberías y escalado a través de ellas.

Los investigadores creen que los prófugos usaron herramientas eléctricas y aunque aún se desconoce como las obtuvieron, se presume que estas eran parte de las herramientas de los trabajos de construcción que se están haciendo en la prisión de 150 años de antigüedad.

Escape prisión

“Si fuera la trama de una película dirían que fue una exageración”, Cuomo dijo en el programa “New Day” de CNN.Oficiales estatales han anunciado una recompensa de $100,000 por información que lleve a la captura de los dos asesinos convictos.

El comandante de la policía estatal Charles Guess dijo a Capital New York que las autoridades están investigando 150 pistas e instó al público a seguir llamando.Guess dijo que alrededor de 250 oficiales están directamente involucrados con la búsqueda.“Todos los recursos necesarios están siendo utilizados”, dijo Guess.

“Estos son individuos muy peligrosos. Si ves algo, di algo”.Los investigadores han dividido a los empleados de la cárcel en tres categorías: guardias, empleados civiles y contratistas privados.“Estamos entrevistando a todos los civiles y contratistas primero. Estaría sorprendido si un guardia de correción estuvo involucrado en esto”, dijo Cuomo en el programa “Today” de NBC. “Sin embargo, ellos definitivamente tuvieron ayuda o no podrían haber hecho algo como esto”.

FUENTE