Quizá algunos recuerden la situación que se dio con el CEO de Apple, Tim Cook, hace algunas semanas cuando atacó a otras compañías como Google o Facebook, indicando que las mismas obtienen ganancias a partir de los datos privados de los usuarios. El cabecilla de la manzana indicó que lo que dichas empresas buscan es reunir la mayor cantidad de datos posibles sobre el usuario para luego tratar de monetizarlos, añadiendo que no le parece una práctica correcta y que no quiere que Apple se convierta en una compañía de ese tipo. Con eso estamos de acuerdo, pero el CEO no debe olvidarse que el gigante de Cupertino no está del todo limpio: en numerosas ocasiones ha sido relacionado con casos de explotación laboral.

iOS 9 impide que otras apps vean lo que tienes instalado

 

Pero hoy no vamos a hablar sobre ese tema, sino sobre lo que mencionábamos en el título. No piensen que lo que dice Cook sobre la privacidad de los datos es mucho ruido y pocas nueces, ya que se podrían llevar una sorpresa. Sucede que recientemente se ha descubierto que iOS 9, la próxima versión de la plataforma de Apple, va impedir que las apps que instalemos verifiquen cuáles otras aplicaciones ya tenemos instaladas. Actualmente esto sí es posible y de hecho algunas compañías lo aprovechan para saber qué clase de anuncios dirigir a cada usuario.

Esto no fue revelado por Apple por supuesto, sino por Amir Efrati de The Information, quien dice que la nueva mejora en la seguridad va a estar disponible a partir de iOS 9, versión que recordemos va a llegar en octubre o septiembre, dependiendo de cuándo sea lanzado el próximo iPhone. Esta nueva característica que ayuda a proteger la privacidad del usuario hace eco en lo que Cook ya comentó anteriormente.

No hay dudas de que la manzana cada vez se está volviendo más transparente frente a sus usuarios, lo cual sin dudas es muy bueno. Por supuesto debemos recordar que todo esto surgió a raíz de los reportes del analista Snowden, quien filtró información clasificada sobre programas de espionaje a mediados de 2013, es decir hace ya dos años. Desde entonces muchas compañías comenzaron a cambiar sus políticas de cara a los usuarios y la privacidad de los datos de estos.

FUENTE