OK, lo entendemos. Seguro sigues bostezando por el iPhone 7 y el iPhone 7 Plus.

O si excavas un poco más profundo, tal vez encontrarás algunas pistas tentadoras sobre cómo será el futuro iPhone.

Puede haber más en el último teléfono de Apple que una simple calca del iPhone 6 y el iPhone 6S con unas cuantas mejoras aquí y allá.

Echemos primero un vistazo al pasado para tener una mejor perspectiva al futuro.

La introducción del iPhone original en 2007 y del App Store el año siguiente marcó saltos dramáticos en el mundo de los dispositivos móviles. Apple realmente no ha tenido momentos trascendentales como el que tuvo en ese entonces. Su trayectoria en los últimos años muestra una acumulación lenta de características de varias generaciones que contribuyen a algo más grande a la larga.

Basta con mirar Passbook, una aplicación menor introducida en 2012, y al lector de huellas digitales Touch ID introducido en el iPhone 5S un año más tarde. Apple utilizó esos dos elementos para alimentar su sistema de pago Apple Pay, introducido en el iPhone 6 subsecuente. Siri, la asistente de voz digital, se dio a conocer en 2011, y ahora está empezando a mostrar su verdadero potencial al trabajar con HomeKit y un conjunto cada vez mayor de aplicaciones.

Si la historia se repite, los nuevos elementos del iPhone 7 — el nuevo “botón” estático de la cámara de doble lente del 7 Plus y, sí, incluso el abandono de la toma de auriculares – puede llegar a ser el fundamento para algunos cambios más grandes para el iPhone del próximo año.

Si no estás satisfecho con la edición de este año, el iPhone del 10 aniversario de Apple podría ser uno donde la empresa implemente todos estos grandes cambios.

Echemos un vistazo a las pistas que nos han dejado el iPhone 7 y el 7 Plus.

Apple no quiso hacer comentarios para este artículo.

The removal of the headphone jack may be the start of a push to go wireless.

¿Un iPhone totalmente inalámbrico?

¿Sin toma para audífonos? ¿Qué tal sin cables en absoluto?

Uno de los puntos importantes que Phil Schiller, el jefe de marketing de Apple, trató de transmitir al público durante el evento de lanzamiento de iPhone 7 fue el último empujón hacia un mayor número de experiencias inalámbricas.

“Hasta ahora, nadie ha asumido el reto de fijar las cosas que son difíciles de hacer en tus experiencias inalámbricas”, dijo Schiller en el escenario. “No tiene sentido atarnos a nuestros dispositivos móviles”.

Aunque Schiller estaba hablando de los audífonos inalámbricos AirPods, ese comentario podría ser tomado como una declaración de una misión similar para todo el dispositivo.

Entre los AirPods y la eliminación de la toma de auriculares, Apple está forzando tu mano para que renuncies a los audífonos con cables – o al menos que lo consideres. Y eso puede ser sólo el principio. El iPhone del próximo año podría acabar con el último cable físico: el cable Lightning necesario para cargar tu teléfono. Sí, Apple puede finalmente abrazar la carga inalámbrica, una característica que se encuentra en otros dispositivos insignia como el Samsung Galaxy S7.

“Toda la charla sobre tecnología inalámbrica en el evento definitivamente señala una intención futura de pasar a la carga inalámbrica”, dijo Jan Dawson, analista de Jackdaw Research.

El Apple Watch ya utiliza una forma de carga inalámbrica. Y el estándar Qi, abrazado por Samsung y otros, ya impulsa estaciones de carga inalámbricas en miles de espacios públicos y 50 modelos de coches. Estas estaciones están a la espera de un iPhone.

Apple's lineup, between its wireless charging Apple Watch and new AirPods, hints at a life with fewer cords.

Mejor Bluetooth

Bluetooth 5, por su parte, se compromete a cuadruplicar el alcance y duplicar la velocidad de la tecnología Bluetooth existente. Puede ser la respuesta a aquellos escépticos que todavía rechazan los auriculares inalámbricos. Con Bluetooth 5, los auriculares deben funcionar de manera más fiable.

La nueva versión de Bluetooth, que podría llegar tan pronto como este año, también podría significar más cosas en un hogar conectado o una comunicación más rápida con el Apple Watch.

WiGig, por su parte, es otro estándar inalámbrico intrigante que promete una velocidad extremadamente alta, conexiones de corto alcance que pueden ser utilizadas para la transmisión de video 4K, el envío de datos a las segundas pantallas y sincronización.

¿Podría una revisión inalámbrica de corto y largo alcance dejar que en un futuro el iPhone se conecte sin problemas a más dispositivos?

Por fin: sin botón de inicio

El iPhone 7 tiene un botón de inicio. Bueno, casi un botón de inicio.

Realmente se trata de una hendidura circular. No hace clic en absoluto. Es un botón fantasma. Proporciona un clic simulado cuando se aplica presión, a través de la háptica, al igual que los últimostrackpads de las MacBook y el Apple Watch.

No es difícil estimar que ese botón desaparecerá en favor de un control en la pantalla. La retroalimentación háptica debajo del iPhone — presentada el año pasado con 3D Touch — podría significar que cualquier parte del dispositivo pueda hacer las veces de un botón de inicio virtual.

Ya en el año pasado tuvimos nuestras sospechas de que Apple estaría creando esto con el 6S. La falta de un botón de inicio físico significa que puedes meter una pantalla más grande en un cuerpo más pequeño.

“La gente no quiere un teléfono más grande, quiere más espacio en la pantalla”, dijo Carolina Milanesi, analista de Creative Strategies.

septus-65.jpg

Realidad aumentada en las cámeras: la versión de Apple de Google Tango

Las cámaras de doble lente no son sólo para hacer zoom en las fotos. Dos cámaras significan sensor de profundidad, 3D y mucho más.

Tim Cook, el presidente ejecutivo de Apple, sigue hablando de la realidad aumentada, y hace poco dijo que es más importante que la realidad virtual. Un paso lógico para un próximo iPhone con una cámara de doble lente es dejar que el dispositivo explore el mundo y superponga objetos 3D en él con gran precisión.

Lenovo's Tango phone has special depth-sensing cameras. The iPhone 7 Plus' two lenses could mimic these capabilities down the line.

¿Por qué hacer esto? Tango, la tecnología de Google, utiliza una avanzada gama de cámaras con sensor de profundidad para mapear los espacios interiores. La realidad aumentada podría dejar que compres muebles virtuales y coloques los artículos en una habitación, dejando a los objetos en su lugar mientras tú te mueves alrededor de ellos.

La fotogrametría, una técnica que consiste en escanear objetos y espacios en modelos 3D fotorrealistas, significa literalmente un escaneo de la realidad. Puedes encender esas cámaras para usar aplicaciones de impresión 3D y de realidad virtual. El próximo iPhone podría encontrar maneras increíbles para emplear esto.

O bien, podría centrarse en aplicaciones divertidas. La realidad aumentada ya ha llegado a tus manos, en cierto modo, en los impresionantes filtros 3D de Snapchat y tuvo su momento de apogeo en la cultura pop con Pokemon Go.

Apple podría encontrar asociaciones geniales para hacer de esta tecnología a veces oscura algo mucho más accesible. Imagina una cámara de mano casi mágica y no algo que tengas que atarte en la cabeza.

Una cosita más…

Apple podría haber dejado caer otra pista con su nuevo Apple Watch. La versión premium del reloj estará hecha de cerámica, que la empresa asegura es cuatro veces más resistente que el acero inoxidable. ¿Utilizará el próximo iPhone el mismo tipo de material?

El Apple Watch fue el primer producto de Apple en utilizar el motor háptico, que alimenta el 3D Touch y el botón de inicio del iPhone 7. ¿Tal vez un reloj de cerámica sirva como una prueba de funcionamiento para el próximo iPhone?

Ahi las tienes. Las pistas están ahí. Seguiremos informando todo hasta el momento de conocer el iPhone del año próximo.

Hasta entonces, habrá que hacer las paces con el iPhone 7 y 7 Plus.

FUENTE