ISIS-decapita-soldado-frente-a-niños-raccoon-knows

Los extremistas cortaron la cabeza de un hombre delante de varios alumnos, que presenciaron el hecho con total naturalidad

Terroristas del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) decapitaron en Libia a un soldado del ejército de ese país frente a una mezquita mientras varios niños de menos de ocho años veían lo que ocurría.

La salvaje ejecución se llevó a cabo en la ciudad portuaria de Derna, que fue tomada por militantes de ISIS en octubre del año pasado. Las imágenes muestran al soldado Abdulnabi Shurgawi vestido de naranja mientras está arrodillado frente a los yihadistas en una plaza pública para ser ejecutado. En una segunda foto se ve a un militante sosteniendo la cabeza del hombre mientras que los pequeños niños están rodeando el cuerpo que yace en el suelo todo lleno de sangre. Los terroristas dijeron que la ejecución se llevó a cabo delante de los niños por “fines educativos”.

Se cree que el soldado fue capturado por ISIS a principios de esta semana y estaba acusado de “apostasía”, que significa que no practica el Islam, de acuerdo con la interpretación bárbara del grupo extremista. Pocas horas después de la difusión de las fotos, un dibujante anónimo de Libia publicó una ilustración escalofriante titulada “Derna y el futuro de sus hijos”. La caricatura -que fue ampliamente compartida en las redes sociales en Libia- muestra a un verdugo enmascarado decapitando a un hombre de rodillas mientras se pone delante de un grupo de niños sonrientes. Cada uno de los niños tiene un cuchillo que utiliza para cortarle la cabeza a unos muñecos.

Además de obligar a los niños a convertirse en soldados, el ISIS realiza regularmente ejecuciones brutales delante de chicos. La idea es que, con una actitud insensible hacia la matanza y el lavado de cerebro implacable con la propaganda criminal y antioccidental, el grupo vaya creando poco a poco una red de yihadistas para durar generaciones.

En tanto, ayer se conoció también que el ISIS ejecutó a tres jóvenes supuestamente homosexuales, lanzándolos desde la azotea de un edificio de ocho plantas, en el centro de la ciudad norteña iraquí de Mosul.

FUENTE