Japón está preparando el envío de varios buques de guerra al mar de la China Oriental para unirse al portaaviones estadounidense USS Carl Vinson en su lucha por disuadir a Corea del Norte de seguir llevando a cabo pruebas de misiles y ensayos nucleares.

La estrategia ha sido filtrada por un par de fuentes niponas que han preferido mantenerse en el anonimato para evitar problemas; sin embargo, The Guardian afirma que los dos informantes son fiables y cuentan con buena reputación.

De acuerdo a la filtración, una vez que las flotas de Estados Unidos y Japón se reúnan en las proximidades de Corea del Norte, ambos países llevarán a cabo diferentes maniobras para contrarrestar las provocaciones del régimen de Kim Jong-un, desde aterrizajes de helicópteros en varios buques hasta simulacros de comunicaciones.

La decisión de Japón de mandar refuerzos a la flota americana llega después de que el presidente chino, Xi Jinping, llamara por teléfono a Donald Trump para calmar la situación en la zona a raíz de unos tweets en los que el líder de Estados Unidos animaba a China a tomar partido en el conflicto contra Corea del Norte.

En los últimos meses las aguas internacionales se han convertido en un foco constante de conflictos y tensiones: la semana pasada, el 9 de abril, Estados Unidos envió el portaaviones USS Carl Vinson y su flota de ataque hacia Corea del Norte para intimidar a Kim Jong-un, y en febrero un buque de espionaje ruso fue descubierto patrullando la costa este de Estados Unidos a solo 70 millas de la costa de Delaware.

FUENTE