image

 

El rapero Kanye West povocó un verdadero caos la noche de este sábado en Nueva York con solo mandar un tuit.

El esposo de Kim Kardashian anunció que daría un concierto sorpresa por medio de Twitter en Webster Hall, un recinto ubicado al sur de Mahattan. Acto seguido, cerca de 2.000 fans se dejaron ir en masa al espacio, que tiene cabida para 1.500 personas, aproximadamente.

En vista del exceso de gente y por órdenes de la policía según reporta Page Six el concierto tuvo que ser cancelado y los fans tuvieron, como único consuelo, la oportunidad de ver a su ídolo saliendo del sitio en su limousine y saludando a la multitud, rodeado de guardaespaldas.

Escenas del evento fueron captadas por algunos frustrados fans que estuvieron presentes y que tuvieron que marcharse a casa con las manos -y los oídos- vacíos.

West estuvo de paso por el área pues horas antes había participado en el festival musical de Governor’s Ball, en la isla de Randall’s Island.

En cuanto a su esposa, Kim, la estrella de Keeping Up With The Kardashians compartió el mensaje de su maridito, y de paso compartió una foto mostrando un escotazo, antes del concierto.

Fuente