Facebook-Clinton-Trump-RaccoonKnows

Donald Trump quiere que sepas que no es el típico político. Eso es evidente tan pronto visites su página de Facebook.

Muchos políticos, incluyendo su rival Hillary Clinton, tienen un gran botón en la parte superior de su página de Facebook que dice “Regístrate”. Al presionar el botón se redirige al sitio web de la campaña donde las personas ingresan su correo electrónico y su teléfono para registrarse.

Pero eso no es lo que la página de Facebook de Trump enfatiza.

El gran botón en su página dice: “Comprar ahora”. Al hacer clic se redirige a su tienda de campaña (shop.donaldjtrump.com), donde se pueden comprar camisas, sombreros, calcomanías, botones con las frases de Trump: “Make America Great Again!” y “Trump Pence 2016”. Los precios comienzan en cinco dólares.

En el 2000, Trump dijo a la revista Fortune que “podría ser el primer candidato presidencial y ganar dinero con ello”.

Con la venta de camisetas a 20 dólares la pieza no se hará rico Trump. De hecho, es ilegal que Trump se beneficie personalmente de esas ventas, dice Brendan Fischer, abogado y experto en finanzas de The Campaign Legal Center.

“Un candidato puede vender mercancías para recaudar fondos para la campaña, (pero) es ilegal el uso de fondos de campaña para uso personal o beneficio”, explicó Fischer.

En lugar de ganancias, Fischer cree que lo que hace Trump probablemente en su página de Facebook es tratar de reclutar a los pequeños donantes.

Cualquier persona que compra una camisa o un sombrero está donando a la campaña de Trump.

Así Trump no solo obtiene el beneficio de tener más gente caminando por ahí con objetos con la frase “Make America Great Again!”, también genera la imagen de que una gran cantidad de gente común lo apoya.

Es de destacar que el precio de las camisas oficiales Trump comienzan a partir de los 20 dólares, mientras que las camisas oficiales Clinton comienzan a partir de 30.

La táctica de Trump no parece estar alejando partidarios. Su página de Facebook cuenta con más de 10,1 millones de seguidores, mientras que Clinton tiene aproximadamente la mitad, 5,3 millones.

Trump es el único candidato presidencial en este proceso electoral que anima a sus partidarios de Facebook para hacer compras.

El candidato libertario Gary Johnson y candidato del Partido Verde, Jill Stein, también tienen botones de “Regístrate” en sus páginas de Facebook.

FUENTE