image

 

Apesar de que los informes médicos del exjugador de baloncesto Lamar Odom sugerían que sus riñones estaban dañados gravemente tras ser encontrado inconsciente en un burdel de Nevada, sus órganos se recuperan de manera milagrosa, por lo que ha podido abandonar la unidad de cuidados intensivos (UCI).

Los médicos -quienes sometieron a Lamar a un tratamiento de seis horas de diálisis al día se mostraron sorprendidos por su mejoría ya que en un principio temieron que el mal estado de sus riñones pusiera en riesgo su vida, según informa TMZ.

Pese a todo lo que está enfrentando físicamente, Lamar es quien está decidiendo en todo momento qué hacer mientras se recupera en el centro médico Cedars-Sinai de Los Ángeles. Allí, cada día se muestra “más fuerte”.

“Lamar mejora cada día. Es más coherente y puede hablar más. Está caminando con ayuda ahora. Está más fuerte cada día. Tiene un gran equipo de terapeutas y especialistas trabajando con él. Mide dos metros y pesa mucho, por lo que hacerle andar ha sido muy duro”, cuenta una fuente a Us Magazine.

Además de los médicos, Lamar ha contado con el apoyo inquebrantable de su todavía mujer Khloé Kardashian, quien se ha mantenido a su lado desde que ingresó en el hospital de Las Vegas.

Fuente