agosto

SANTO DOMINGO. Las empresas estatales de distribución de electricidad cerraron agosto con pérdidas de energía de un 31.6%.

De las tres, la que mayor porcentaje de pérdida registra es EdeEste, con un 35.4%, mientras que EdeNorte y EdeSur registraron 28.5 % y 31 %, respectivamente.

Las causas de estas pérdidas en mayor medida son por robos de electricidad. También experimentan pérdidas técnicas en las líneas de transmisión y distribución.

Esta realidad convierte en financieramente deficitarias a las tres distribuidoras, situación en que han estado casi desde su fundación. Año tras año los saldos en rojo persisten en sus estados financieros, obligando al Estado a subsidiarlas. También obliga a los usuarios a sufrir largas tandas de apagones, acompañadas de las altas temperaturas del país y de los insistentes mosquitos.

Entre enero y agosto de 2015, estas empresas acumularon pérdidas operacionales por US$388.8 millones. Es mayor si se incluyen las inversiones realizadas en el período, llevando el saldo negativo a US$492 millones.

Desde 2008 para acá, las tres empresas distribuidoras han acumulado un déficit de US$4,079 millones, según los informes que publica la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE).

Sin embargo, puede ser mayor. Bernardo Castellanos, experto sobre el sector eléctrico, estima que para 2010-2015, el déficit total en el flujo de caja de las distribuidoras se sitúa en unos US$5,372 millones.

Según Castellanos, durante ese período, el Gobierno debió subsidiar a ese sector por un monto de US$5,720 millones.

En la mañana de ayer, el vicepresidente ejecutivo de la CDEEE, Rubén Bichara, expresó su interés en que se “transparente” el precio de la tarifa eléctrica en base a la reducción experimentada por el precio del petróleo en el último año.

“Es un tema de la Superintendencia (de Electricidad) la tarifa. Mi posición es que pueda transparentarse la baja de los combustibles, y relacionarlo con la tarifa. Es un procedimiento que hay que estudiar, hay que implementar, pero siempre he compartido y he sido portavoz, de que se pueda transparentar los combustibles en la tarifa eléctrica”, expresó.

Mientras que el Partido Revolucionario Moderno (PRM) y su candidato presidencial, Luis Abinader, el 17 de septiembre pasado exigieron al Gobierno rebajar un 25 % al precio de la tarifa eléctrica, y sustentaron su reclamo en que en el primer semestre del año el precio del fuél oil bajó en un 46 %; el del carbón mineral en un 32 % y el del gas natural, un 25 %.

En noviembre del año 2011, el gobierno de Leonel Fernández rompió con el programa del Fondo Monetario Internacional (FMI), porque este organismo exigía un aumento de 18 por ciento en la tarifa eléctrica.

Faltaban unos cinco meses para las votaciones en las elecciones del 2012. Al día de hoy, también faltan unos cinco meses para las próximas elecciones.

Pero al igual que ayer, hoy, las tres empresas distribuidoras continúan quebradas, aunque con muchos empleados.

La nómina
Al mes de agosto de 2015, las empresas distribuidoras tenían en conjunto 7,795 empleados., lo que significa que en comparación con agosto de 2012, estas empresas incrementaron su nómina con 1,349 empleados adiciones. Las EDES incrementaron su nómina, aunque el Gobierno subsidiaba sus operaciones y las inversiones con las que se busca reducir sus elevadas pérdidas de energía.

FUENTE