bebe-california-isarel-Respirador artificial-RACCOON KNOWS

Decenas de tubos y cables se entrecruzan en el pequeño cuerpo de Israel Stinson, quien aparece en un video desgarrador.

Momentos después de que al pequeñito, de 2 años, le hicieron cosquillas bajo el brazo, Israel parece moverse ligeramente en su cama de un hospital del norte de California.

“Israel, tienes que dejar de engañar a todo el mundo”, dice su madre en el video publicado en Internet por la Fundación para la Defensa Legal de la Vida.

“¿Cuánto tiempo va a pasar? Haces que mami se emocione mucho. Yo sé que vas a salir de esto, bebé. Cuando sea que estés listo”, agrega la madre.

A los padres de Israel, Nathaniel Stinson y Jonee Fonseca, les han concedido una extensión de una medida cautelar que impide que el Centro Médico de Kaiser Permanente en Roseville retire el respirador artificial del niño.

Un juez de distrito extendió el viernes la orden por una semana más. Fonseca pidió la ampliación para que su abogado pueda llevar el caso a la Corte de Apelaciones de Noveno Circuito de Estados Unidos.

¿Qué le sucedió al pequeño Israel?

Israel estaba siendo tratado por un ataque de asma, a principios de abril, cuando sufrió un paro cardíaco en una unidad de cuidados intensivos pediátricos, de acuerdo con documentos de la corte.

Un examen neurológico mostró que tenía muerte cerebral.

Sus padres decidieron transferirlo al hospital de Kaiser Permanente, en Roseville, según los documentos judiciales. Los exámenes adicionales confirmaron la muerte cerebral y los médicos emitieron una declaración de la muerte y decidieron desconectar el chico de la máquina de hace latir a su corazón.

¿Estamos tirando del enchufe antes de tiempo? 

La batalla legal sobre Israel se está desarrollando en un tribunal federal, donde los abogados de su familia han argumentado que negar el tratamiento médico al niño es una violación de sus derechos.

Los padres también dicen que remover el tubo de respiración de Israel violaría sus creencias como cristianos.

“La pregunta que estamos haciendo es, ¿estamos tirando del enchufe antes de tiempo en estos pacientes que tienen alguna posibilidad de recuperación?”, cuestiona Alexandra Snyder, directora ejecutiva de la Fundación para la Defensa Legal de la Vida, una organización no lucrativa que representa a los padres.

La página web de la fundación dice que su misión es “dar a los seres humanos inocentes e indefensos, de cualquier edad, especialmente los niños aún no nacidos, una defensa capacitada y comprometida contra la amenaza de la muerte”.

En un comunicado, la noche del miércoles, el jefe de personal del hospital, el doctor Chris Palkowski, reiteró su posición: “Nuestros corazones están con esta familia mientras se enfrentan a la muerte cerebral irreversible de su hijo. Continuamos ofreciendo nuestro apoyo y compasión a la familia durante este momento triste. Seguiremos las órdenes de los tribunales”, asegura la declaración.

El juez extiende la medida cautelar

El 2 de mayo, un juez federal emitió una orden temporal contra la remoción el ventilador artificial de Israel.

Un tribunal había considerado antes que Kaiser Permanente cumplió con los pasos legales necesarios para la determinación de la muerte cerebral.

El miércoles, los padres del menor objetaron la constitucionalidad de la ley estatal.

La ley federal, argumentaron, ofrece una excepción para la creencia religiosa de que la muerte cerebral no existe.

En su decisión del viernes, el tribunal federal de distrito puso en duda que Fonseca pueda ganar el caso.

“Aunque el instinto maternal de la señora Fonseca y su posición moral son totalmente comprensibles, las inquietudes examinadas aquí sugieren que es poco probable que obtenga el alivio que busca”, escribió el juez.

Después del fallo del viernes, Kaiser reenvió la declaración anterior de Palkowski cuando se le solicitó hacer comentarios por la decisión.

Los padres de Israel dijeron que esperan poder llevar al niño a un centro de atención de largo plazo.

“Estamos mental y físicamente agotados pero más fuertes que nunca espiritualmente porque sabemos que Israel está todavía muy vivo”, dijo Fonseca en una declaración antes de la audiencia.

“Hace tres semanas, Israel empezó a mover la cabeza y la parte superior del cuerpo en respuesta a nuestra voz y al tacto. Ha movido sus piernas. Y ha hecho algunas respiraciones por su cuenta o en adición al ventilador”, agregaron los progenitores.

Los expertos médicos creen que la condición de un paciente no puede mejorar si la persona está clínicamente muerta, porque no hay manera de volver a la vida una vez que cesa la actividad cerebral.

“No hay signos de recuperación”

En los documentos judiciales, Kaiser Permanente insiste en que simplemente ha cumplido con la ley de California. 

“Tres médicos han hecho diferentes exámenes de muerte cerebral y todos encontraron que los resultados son consistentes con la muerte cerebral”, según los argumentos de los abogados del hospital.

El doctor Michael Myette, un médico de Kaiser que trató a Israel, dijo que el cerebro del niño “no le está diciendo a sus órganos cómo funcionar” y “no muestra signos de recuperación”, agregó.

El sistema gastrointestinal de Israel no funciona; su única nutrición es la dextrosa, que recibe con uno de los varios tubos que tiene en el cuerpo.

En cuanto a los movimientos ocasionales del niño, consideró que son un mecanismo de reflejo de la médula, “una acción reflejo mediada por células en la médula espinal, sin pasar por el cerebro en su conjunto”, según el médico.

“Desafortunadamente, la madre, la familia y los abogados de Israel, no son profesionales médicos e interpretan los reflejos espinales de Israel como una señal de que su cerebro puede estar funcionando o incluso que se está recuperando”, dijo Myette.

“Están equivocados. Los videos ofrecidos por la madre de Israel simplemente lo único que muestran son reflejos medulares”, sostuvo el especialista.

FUENTE