Lluvias

SANTO DOMINGO. La vaguada sobre la región oriental del país, con un amplio campo nuboso acompañado de aguaceros en gran parte del territorio nacional, mantiene las condiciones para que persistan las posibilidades de lluvias este domingo, mañana, lunes, y “hasta mediada de la semana laboral”, informó la Oficina Nacional de Meteorología.

Los fuertes aguaceros que se han registrado en los últimos días, sobre todo en el día de ayer, sábado, han obligado el desplazamiento de 1,215 personas, han afectado 240 viviendas, cuatro puentes y ha aislado 20 comunidades. Por las precipitaciones, el Centro de Operaciones de Emergencias puso en alerta 24 provincias.

Según el parte meteorológico, de las 6:00 de la mañana, los aguaceros, acompañados de tormentas eléctricas se registrarán principalmente sobre las regiones Noreste, Este, Sureste y el Cibao Central y, en cambio, hacia la zona fronteriza y Línea Noroeste se prevé una disminución de las nubes y de las precipitaciones para el día de este domingo.

Los aguaceros serán más frecuentes hacia el Gran Santo Domingo, Barahona, Azua, Peravia, San José de Ocoa, San Cristóbal, San Pedro de Macorís, La Romana, Hato Mayor, El Seibo, La Altagracia, Monte Plata, Samaná, Sánchez Ramírez y Monseñor Nouel,

La Oficina Nacional de Meteorología dice que para mañana, lunes, la vaguada frontal, un poco más debilitada, retrocede para ubicarse nuevamente en la parte occidental del país, y que por lo tanto incrementará los aguaceros hacia la zona fronteriza, cordillera Central y las regiones Norte y Suroeste.

El Centro de Operaciones de Emergencias dispuso en máxima alerta por las precipitaciones a las provincias de Azua y San José Ocoa; en alerta amarilla: Monte Plata, Dajabón, La Altagracia, Sánchez Ramírez, Barahona, Bahoruco, Montecristi, Peravia, el Gran Santo Domingo, San Cristóbal (Villa Altagracia), San Juan de La Maguana, Elías Piña; en alerta verde: La Vega, Duarte (Bajo Yuna), El Seibo, Hato Mayor, Puerto Plata, Santiago, Monseñor Nouel, Espaillat (Gaspar Hernández), San Pedro de Macorís y La Romana.

FUENTE