image

 

¿Sabías que la naranja tiene efectos antidepresivos y anticancerígenos? ¿Sabías que no es conveniente tomarla como postre o por la noche? ¿Sabías que consumirla con su peladura es mucho más beneficioso?

En este artículo te explicamos algunas propiedades y curiosidades desconocidas de las naranjas, así como una receta muy sencilla para elaborar una deliciosa naranjada casera y medicinal.

La naranja

La naranja destaca por su elevado contenido en vitaminas A, B y C, y minerales como el calcio, el magnesio, el fósforo y el potasio.

Sus excelentes valores nutricionales la convierten en un alimento ideal para fortalecer el sistema inmunitario y prevenir todo tipo de enfermedades.

Esta fruta cítrica es un excelente antioxidante que nos ayuda a retrasar el envejecimiento interno y externo y, a su vez, es un depurativo ideal para limpiar el hígado, los riñones y los intestinos.

Además, la naranja nos ayuda a proteger nuestro organismo de las enfermedades cardiovasculares, ya que mejora la circulación, regula la presión arterial y reduce los niveles de triglicéridos en sangre.

Efectos antidepresivos

Depresion

Uno de los beneficios más desconocidos de la naranja son sus propiedades antidepresivas, las cuales comparte con el resto de los cítricos. El consumo de esta fruta, así como la exposición a su aroma natural, afecta de manera positiva a los estados de depresión, ansiedad e incluso irritabilidad y agresividad.

La naranja aporta vitalidad y alegría, por lo que es una fruta indispensable en nuestra dieta.

Asma

El asma y otras enfermedades que afectan al aparato respiratorio pueden mejorar de manera considerable si realizamos una cura depurativa que se base en el consumo de naranjas y zumos naturales y recién exprimidos de esta fruta durante, al menos, 10 días.

El consumo de esta fruta nos ayudará a movilizar y expulsar la mucosidad.

Cáncer de mama

Algunos estudios demuestras como el consumo de una buena cantidad de naranjas orgánicas puede reducir el riesgo de padecer este tipo de cáncer, así como mejorar el estado de quienes lo padecen.
Embarazo

La naranja es una opción muy adecuada para las mujeres embarazadas, en especial para aquellas que tienen antojos de alimentos frescos y ácidos.

La naranja es rica en ácido fólico, una vitamina B esencial durante esta etapa.

Deben evitarla las mujeres que sufren hiperacidez gástrica.

No consumirla en la comida

Jugo de naranja

La naranja es un postre muy habitual para muchas personas que optan por una pieza de fruta para finalizar la comida. En algunas zonas incluso es popular consumirla con canela y miel de abeja.

No obstante, esta fruta es mucho más beneficiosa si la comemos fuera de las comidas, ya que su contenido en ácidos y azúcares después de consumir otros alimentos puede provocar una fermentación que derivará en una mala digestión, acidez, gases, etc.

Por otro lado, tampoco es una fruta conveniente para tomar de noche, debido a sus propiedades revitalizantes. El momento ideal es por la mañana, en ayunas, un rato antes del desayuno.

¿Se puede comer la peladura?

Naranja

La peladura de la naranja es la parte más antioxidante de esta fruta cítrica gracias a su alto contenido en flavonoides, los cuales nos ayudan a prevenir y tratar de manera natural el cáncer, en especial el de piel y el de mama, así como a minimizar el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

La peladura también tiene un mayor contenido de vitamina C que la pulpa. Esta vitamina aporta beneficios depurativos, diuréticos, relajantes y digestivos.

Podemos congelar, secar o usar en fresco la peladura rallada para condimentar ensaladas, salsas, dulces, batidos, infusiones, etc.

No obstante, es fundamental que las naranjas sean orgánicas ya que, en caso contrario, estaríamos consumiendo también sustancias tóxicas que se les echan en el proceso de cultivo convencional y que quedan incrustadas en la peladura.

Naranjada medicinal

Prueba esta deliciosa naranjada medicinal, sencilla y muy refrescante.

Ingredientes para 4 personas
2 o 3 naranjas ecológicas bien lavadas, con su peladura
300 ml de agua
Un trozo de jengibre fresco al gusto
Miel de abeja al gusto

Elaboración

Troceamos en cuatro partes las naranjas y las ponemos, junto con el resto de los ingredientes, en una batidora de vaso.
Batimos todo bien durante un minuto.
Colamos la bebida, le añadimos hielo o la dejamos enfriar en la nevera.

Fuente