carolina-mejia

En el escenario político se van construyendo nuevos liderazgos para el relevo natural por el paso del tiempo, y en el proceso se observa que en muchos casos la política podría ser un asunto de herencia.
La forma de sobresalir en la actividad política llega por distintos mecanismos de acción social, pero a otros además de eso le corre por la sangre, pues hay muchos que están incursionando en el oficio político y ocupando cargos de elección popular, cuyos progenitores se han destacado en la actividad política-partidista.

La lista es larga e incluye al menos 20 políticos cuyos familiares han sobresalido en la actividad.

Luis Miguel de Camps, secretario general del Partido Revolucionario Social Demócrata (PRSD), es el más reciente ejemplo, es hijo del fallecido político Hatuey de Camps Jiménez.

El dirigente y excandidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, es otro ejemplo de que la política corre por sus venas, pues su padre, José Rafael, fue dirigente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) del que fue senador por Santiago y tenía su propio partido, la Alianza Social Dominicana (ASD) ahora PRM.

El secretario general del PRD y su hermano, José Francisco Peña Guaba, presidente del Bloque Institucional Social Demócrata (BIS), hijos del fallecido líder del PRD, José Francisco Peña Gómez, amplían la lista de que a la política se llega por herencia.

Orlando Jorge Mera, hijo del fallecido expresidente de la República Salvador Jorge Blanco, es presidente en funciones del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y ha sido candidato a senador por Santiago.

Carolina Mejía, excandidata vicepresidencial del PRM, su padre, el expresidente Hipólito Mejía, es de los principales líderes de esa organización. Pero Carolina, al parecer no es la única que heredó el instinto político biológico, pues un nieto de Mejía, Juan Garrigó, está muy activo en esos menesteres.

La diputada más votada de la circunscripción uno del Distrito fue la comunicadora Faride Raful, hija de Tony Raful, un destacado político que hizo carrera en el PRD y ahora la sigue desde el PRM.

En el PLD el fenómeno es menos común que en el PRD-PRM, pero ha comenzado a incubarse. Por ejemplo, el hijo de Carlos Amarante Baret, Carlos Alberto, salió electo diputado en las pasadas elecciones y con una de las votaciones más altas por la provincia Espaillat.

También un sobrino del dirigente peledeísta José Ramón (Monchy) Fadul, Víctor Fadul, alcanzó una curul en la Cámara de diputados por su natal Santiago.

Rogelio, el hijo del secretario general del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), heredó el asiento de su padre en la Cámara de Diputados, porque Ramón Rogelio Genao se lanzó a buscar la senaduría de la Vega en las pasadas elecciones y para la diputación el candidato fue su hijo.

Víctor Gómez Casanova, exdiputado y ahora director de la Autoridad Portuario, es hijo de Víctor Gómez Bergés, que fue dirigente del PRSC y funcionario de los gobiernos del partido rojo.

Karina Aristy, alcaldesa de Higüey, hija del senador Amable Aristy Castro, presidente del Partido Reformista Liberal (PRL) y que fue un connotado dirigente del PRSC, es otro ejemplo de familiares que heredan la vena política de sus progenitores. Peter Aristy, nieto de Aristy Castro, también sigue los pasos de su abuelo en la actividad política.

El diputado Enmanuel Bautista, hijo del presidente del PRM, Andrés Bautista es otra muestra, igual que Wellington Arnaud, que su padre (fallecido) fue un connotado dirigente del PRD que también fue diputado.

Otros casos

Otros ejemplos de herencia en la política lo representan el hijo de Rafael (Fello) Suberví, dirigente de la juventud del PRM en la capital, y Carlos Modesto Guzmán, hijo del exdirigente del PRSC y director del Instituto Postal Dominicano (inposdom), Modesto Guzmán. Igualmente, la dirigente del PRM, Sonia Guzmán, hija del fallecido expresidente de la República, Antonio Guzmán Fernández.

Omar Fernández, el hijo del expresidente Leonel Fernández y presidente del PLD, también hace política, pero su participación es pasiva y con poca presencia en los medios de comunicación. En las pasadas elecciones tenía un movimiento de apoyo y generalmente participa junto a su padre en las actividades políticas y académicas.

Los grandes líderes que ha tenido el país en la historia contemporánea no han tenido descendientes directos que hayan trascendido en la política, es el caso del profesor Juan Bosch y Joaquín Balaguer. Dos de los hijos de Peña Gómez se han mantenido activos.

FUENTE