candidatos

SANTO DOMINGO. Una intensa precampaña política, la proclamación de candidatos sin primarias y acuerdos políticos impensables dominaron la agenda política este año.

En el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) se intensificó a principios de año el activismo de los precandidatos presidenciales Francisco Javier García, Reinaldo Pared Pérez y Temístocles Montás, así como los promotores del expresidente Leonel Fernández, pero todos cedieron ante el empuje que tomó la maquinaria reeleccionista, que culminó con la aprobación de una modificación constitucional en el Congreso.

Pero antes de esto, el camino fue tortuoso para el PLD, y luego de una conflictiva reunión del Comité Político el 19 de abril, se decidió apoyar la búsqueda de la repostulación del presidente Danilo Medina.

En ese lapso, ocurrió una crisis en el PLD que culminó con un acuerdo político el 28 de mayo, en el que los miembros del Comité Político acordaron “reelección por reelección”, de los senadores y diputados que votaron a favor de la reforma constitucional.

Medina fue proclamado candidato presidencial del PLD el 30 de agosto, y en lo adelante lo fue por el Partido de los Trabajadores Dominicanos (PTD), el Popular Cristiano (PPC) y el de Acción Liberal (PAL).

La tarde del lunes 7 de septiembre fue histórica para el PLD, para el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y el país, ya que dos partidos antagónicos firmaron una alianza electoral que no pudieron concretizar en las elecciones de 1990, cuando fueron candidatos presidenciales sus dos principales líderes.

Bajo el nombre “Gobierno compartido de unidad nacional”, el presidente del PRD, Miguel Vargas, se comprometió a ser la garantía de la victoria de Medina, y a que se cumplan los acuerdos programáticos a que llegaron ambas organizaciones.

Ante esto, el Partido Revolucionario Moderno (PRM) emergió como el principal partido de oposición con Luis Abinader como candidato presidencial, electo en las primarias del 26 de abril con más del 70%, frente al expresidente Hipólito Mejía.

Abinader fue proclamado candidato presidencial del PRM el 14 de junio, y luego fue seleccionado candidato del Frente Amplio, el 6 de septiembre, y de Dominicanos por el Cambio (DxC) el 9 de agosto.

El 22 de febrero fue proclamado Federico Antún Batlle como candidato presidencial del Partido Reformista Social Cristiano /PRSC), así como 14 candidatos a senadores, 58 candidaturas a diputados, 65 candidaturas a alcaldes, y 60 candidaturas para directores municipales.

El PRSC se mantuvo oscilando entre un acuerdo electoral parcial con el PLD o una alianza más amplia con el PRM.

Moreno y Alianza País

Tras más de un año de espera, Guillermo Moreno recibió de nuevo el reconocimiento de su partido Alianza País. El dirigente opositor fue proclamado candidato presidencial el 18 de octubre y apoyado por el Movimiento Patria para Todos, Fuerza de la Revolución, Camina RD y Propuesta Institucional Cristiana, que conformaron la “Alianza Electoral para el Cambio Democrático”.

Una nueva opción

La diputada Minou Tavárez Mirabal renunció del Partido de la Liberación Dominicana, y conformó Opción Democrática, que está pendiente de reconocimiento por la Junta Central Electoral. Tavárez fue presentada el 14 de octubre como candidata presidencial del partido Alianza por la Democracia (APD), organización que preside el exaliado del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Max Puig.

La ruptura soberana

A raíz de la salida de la Fuerza Nacional Progresista (FNP) del Bloque Progresista el 31 de mayo, surgió lo que ellos llaman el “Polo Soberano”. Las diferencias que se alegaron para romper una alianza de 25 años fueron de carácter nacionalista, por el alegado mal manejo que ha dado el gobierno a las relaciones con Haití y la soberanía nacional. Pelegrín Castillo fue presentado como candidato presidencial el 23 de noviembre.

Sin primarias
En el 2015 se produjo una controversial medida aplicada por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), el Revolucionario Moderno (PRM) y el Reformista Social Cristiano (PRSC). La criticada medida fue la selección de candidatos a diputados, alcaldes y senadores sin realizar elecciones internas, sustituyendo este método por el del “consenso” interno, las reservas de las direcciones partidarias o la aplicación de encuestas de aceptación en las comunidades.

El PLD lo hizo de golpe y porrazo con todos los 30 senadores suyos, el PRSC con el de Sánchez Ramírez y el PRM lo hizo con nueve. Lo que alegaron los partidos es que realizarán luego convenciones de delegados para elegir formalmente a esos candidatos, pero que evitaron las primarias en esos casos para economizar dinero y evitar enfrentamientos internos en diversas localidades.

Medina y Abinader se lanzaron ya sus dardos
Como parte de ese clima de campaña electoral adelantada que se vivió durante el año, los candidatos presidenciales punteros, el presidente Danilo Medina, del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), y Luis Abinader, del opositor Revolucionario Moderno (PRM), se lanzaron sus dardos de ataques políticos.

En clara alusión a Abinader, Medina señaló el 15 de noviembre “no he visto nunca un candidato con veinte y pico por ciento ganar unas elecciones”.

El candidato del PRM se mantuvo atacando directamente al mandatario desde su proclamación el 14 de junio, donde le preguntó “¿De qué tamaño es el tiburón que usted se tragó? ¿En qué zafacón tiró usted los escrúpulos?”, en referencia a las promesas que había hecho Medina en el 2012, de que no buscaría la reelección. También se mantuvo haciendo ataques contra las visitas sorpresa, la corrupción, inseguridad y el manejo del precio de los combustibles.

FUENTE