Que el termómetro supere los 35 grados no quiere decir que nuestro armario se tenga que llenar de colores vivos y estampados alegres a la fuerza. El negro puede ser una opción tan válida como cualquier otra si das con la pieza clave y los complementos adecuados para cada ocasión.

Un clásico LBD puede seguir siendo el comodín perfecto para una jornada de oficina con unas sandalias de tacón, mientras que un vestido de punto con largo midi es perfecto si lo luces con zapatillas para una cita informal o una jornada de turismo. ¿Tienes cena de amigos? Entonces opta por un modelo largo con cuñas de esparto o un sexy ‘slip dress’ con el que apostar por la tendencia lencera.

Y si lo que buscas es algo sencillo para el día, aprovéchate del estilo boho con vestidos fluidos o vaporosos que poder acompañar de unas sencillas sandalias y un bolso bombonera. Aquí tienes nuestra selección de diseños con los que podrás hacerte este verano aprovechando las rebajas. Tú eliges.

Fuente