Luisín Jiménez
SANTO DOMINGO. En un ambiente tenso y de forcejeos con militares, varios candidatos a cargos municipales y congresuales, y sus seguidores se manifestaron en la mañana de hoy frente a la sede de la Junta Central Electoral del municipio Santo Domingo Este, ubicada en la marginal de Las Américas, para denunciar supuestos fraudes en el proceso electoral llevado a cabo el pasado domingo y en el que afirmaron se habrían adjudicado votos a candidatos contrarios.

Unos de ellos, el diputado Luisín Jiménez, advirtió que tendrían que quitarle la vida antes que su curul en el Congreso porque el conteo de votos en las mesas electorales estuvo viciado, según su denuncia.

“Los que tuvieron el valor de alterar esas actas que tengan el valor de matarnos”, dijo el legislador, que aspiraba a ser reelecto como diputado de la provincia Santo Domingo por el Partido Revolucionario Moderno (PRM).

Dijo que hay mesas donde se ha contabilizado votos 90 a cero en favor de otro candidato, lo que no se correspondería con sus cálculos. “El que se metió en esta va a tener que matarme porque yo no lo acepto”.

“El que me ganó con fraude que no vaya al Congreso a sentarse en mi curul porque ese mismo habrá un funeral”, advirtió.

También estaban presentes en la Junta Electoral los aspirantes a alcaldes por el citado municipio, Manuel Jiménez, Tunty Rutinel del citado municipio, así como el diputado Rafael Vásquez.

Asimismo, Nelsy Trinidad acudió al lugar en compañía de miembros del Colegio de Abogados en reclamo de que sean esclarecidos los resultados, bajo el argumento de fraude en su contra.

FUENTE