Su corazón de madre está resignado. Ya no resiste. Sabe que su hija no será encontrada con vida. Pero tiene una esperanza: que las personas involucradas enla desaparición su le digan dónde está su cadáver.

Adalgisa Polanco pidió este jueves a Marlon Martínez, exnovio y principal sospecho de la desaparición de Emely Peguero, que “se le ablande el corazón” y diga dónde pueden hallar el cuerpo de la joven embarazada.

“Que se le ablande el corazón y nos digan dónde dejaron a nuestra hija. Si ya me le hicieron lo que me le hicieron, para qué tanta angustia”, expresó Polanco a NCDN.

La señora afirma que está convencida de que en el caso hay tráfico de influencias, por lo que teme que el caso no se esclarezca.

“Ya yo sé que esto es un tráfico de influencias, porque hoy dicen que la dejan en un lado y mañana dicen que la dejan en otro y después dice que a él (Marlon Martínez) se le olvidó”, asegura.

Polanco suplica que no jueguen con el sentimiento de su familia y de los afectados, porque “no es justo este dolor y esta angustia”.

A veces su corazón recobra la esperanza, pero su voz de madre le toca el oído y le dice que no es cierto, que despierte.

“Solo me tiene de pie la fe que tengo y que el Señor está conmigo. De noche entro a su habitación (a la de Emely) y le digo: Señor, si me voy a caer levántame, no me dejes caer”, dice.

Su suplica no ha cambiado. Quiere el cuerpo de su niña.

“Su mamá (Marlin Martínez) cree que todo son las influencias, el poder y el dinero. Su adagio era que con dinero y poder se mueve el mundo y eso no es así. Por eso le pido a las autoridades competentes que no se dejen manipular ni comprar porque ella viene de un poder muy alto”, advierte.

Polanco no descarta en el caso hayan varios cómplices.

“Yo no descarto que haya otros cómplices… Ellos no sabían que el poder de Dios estaba más grande que ellos”, dice.

La destrozada madre también cuestiona que “¿si ya me le hicieron lo que les dio la gana, por qué no me devuelven el cuerpo?”.

Esta semana las autoridades han realizado diversos operativos en busca de encontrar evidencias del paradero de Emely, quien tenía cinco meses de embarazo.

Los levantamientos incluyeron allanamientos en la residencia de la familia Martínez y búsquedas en áreas verdes, matorrales e incluso el vertedero de Hatillo, en San Francisco de Macorís, donde Marlon confesó que lanzó el cuerpo.

Ayer fue apresada Marlin Martínez, madre de Marlon, y llevada de la Fortaleza Juan Pablo Duarte, de San Francisco de Macorís, al destacamento policial de Salcedo, hasta que se defina su situación judicial.

Fuente