El currículum vitae de Naya Rivera ya nos ha demostrado en más de una ocasión que la actriz es muy dada a tomar decisiones precipitadas y dejándose llevar por sus sentimientos. Su enlace con el actor Ryan Dorsey fue buena prueba de ello, ya que se produjo apenas tres meses después de que ella rompiera su compromiso con el rapero Big Sean, y en aquel momento se rumoreó que había reutilizado desde la fecha al escenario de la ceremonia e incluso el vestido que ya tenía preparados para la que debería haber sido su primera boda.

Tras dos años de amor y un hijo en común, la protagonista de “Glee” y su marido anunciaron en noviembre del año pasado su separación a través de un comunicado conjunto en el que no especificaban las razones que les habían llevado a seguir caminos separados, aunque sí prometían que seguirían estando muy unidos y educando juntos a su retoño. Sin embargo, ahora han salido a la luz una serie de documentos legales -obtenidos por el portal The Blast- que demostrarían que los dos artistas han decidido paralizar los trámites de divorcio.

#squadgoals❤️

A post shared by Naya Rivera (@nayarivera) on

Por el momento se desconoce si esa decisión se debe a motivos puramente financieros o si ambos habrían optado por darse una nueva oportunidad en el terreno sentimental. Esta última posibilidad supondría toda una sorpresa, en vista de que las últimas informaciones que circulaban respecto a la vida amorosa de Naya la vinculaban con el humorista David Spade, de 53 años después de que ambos fueran fotografiados en actitud muy cariñoso en la piscina de un hoteldurante unas vacaciones en Hawái. Sin embargo, Spade se apresuró a desmentir cualquier rumor sobre una posible relación entre ambos asegurando que “no se debe creer todo lo que se lee en los medios”.

Fuente