Obras Públicas

SANTO DOMINGO. La avenida José Núñez de Cáceres está siendo reformulada en sus tres kilómetros de extensión con diseño de bahías de retorno y embellecimiento de su isleta central para agilizar el tránsito vehicular y convertirla en modelo de vía moderna.

Trabajadores del Ministerio de Obras Públicas dan los toques finales a la primera etapa que comprende el tramo de la avenida John F. Kennedy hasta la 27 de Febrero, para luego continuar hasta la Rómulo Betancourt, en el Mirador Sur.

El propósito es que los carriles de alta velocidad no sean obstruidos por vehículos que doblan a la izquierda. De hecho ahora los dos carriles a ambos lados de la vía funcionan como expreso, por lo que los conductores no tienen que detenerse hasta espera los demás vehículos se detengan para girar a la izquierda.

El tránsito fluye con más agilidad luego de construidas las bahías y el entono ha cambiado considerablemente con la siembra de plantas ornamentales, grama y árboles de sombra como Mara, que han sido plantadas en todo el trayecto de la primera etapa. Además en los bordes de la isleta se crearon diseños con grava caliza que resaltan la belleza de la avenida.

Algunos árboles enfermos fueron cortados y los restantes fueron podados para adecuarlos a los nuevos cambios.

El ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, dijo que en la vía ha habido un cambio drástico tanto el desplazamiento de vehículos como en lo relativo al impacto visual.

“Lo estamos haciendo como modelo, y si funciona como debe funcionar, como se contempló en los estudios, ese es el modelo de reformulación que tenemos que hacer en muchas de las avenidas del Distrito Nacional y el Gran Santo Domingo”, dijo Castillo al hablar en un programa especial de Revista 110, que dirige Julio Hazim.

Cambios con poca inversión
Cambios con poca inversión
Para Gonzalo Castillo lo que se hace en la Núñez de Cáceres es un ejemplo de reformulación de avenidas con poca inversión, que ayuda mucho a reducir los entaponamientos.

Castillo no precisó el monto invertido en el proyecto. Fueron construidas bahías en las calles Amelia Francasci, Catalina Gil, Olof Palme, frente al residencial Laura I, en la Guarocuya, calle Centro Olímpico, la Luis F. Thomén y la 27 de Febrero.

FUENTE