Vertedero de Duquesa

SANTO DOMINGO. El jefe de operaciones de la empresa Lajun Corporation, Max Da Silva, advirtió este jueves que al vertedero de Duquesa le quedan, aproximadamente, siete años de vida útil.

Hablando en el marco del seminario Aspectos Generales de las Mancomunidades y la Experiencia del Gran Santo Domingo, Da Silva consideró que “eso es un gran problema”, porque Duquesa recibe cerca del 60 por ciento de los residuos sólidos que se generan en el país.

El representante de la compañía que opera el referido depósito de basura dijo que será necesaria la construcción de un nuevo vertedero que tenga las condiciones de relleno sanitario, para que sea un lugar adecuado para el depósito, tratamiento, reciclaje y para la disposición final de los desperdicios.

Sin embargo, entiende que “el primer paso para mejorar la disposición final de los residuos sólidos es, además de otras iniciativas, crear una cultura de pago del servicio de recogida de los desperdicios por la gran cantidad de toneladas que se depositan en Duquesa”.

Actualmente, la provincia Santo Domingo, genera el 60 por ciento de los residuos a nivel nacional, los que son transportados a Duquesa por unos 400 camiones cada día, sumando unas 112,000 toneladas de basura cada mes.

En ese sentido Da Silva, detalló que el 55 por ciento de los residuos de la provincia Santo Domingo corresponden al Distrito Nacional; 23 por ciento a Santo Domingo Este; 15 por ciento a Santo Domingo Oeste; 9 por ciento a Santo Domingo Norte; 4 por ciento a los Alcarrizos; uno por ciento a Pedro Brand, y el restante dividido entre otros pequeños municipios.

Da Silva también abogó por que se hagan las inversiones necesarias y se cree un marco legal que regule la actividad para obligar al generador (las pequeñas y grandes empresas) a responsabilizarse de establecer un sistema de recolección y/o recuperación de los residuos derivados de los productos que fabrica.

Afirmó que Duquesa no es un relleno sanitario, “es un lugar de disposición final donde se hacen labores de descarga, pesaje, regado y compactación de los residuos sólidos que llegan, pero no tenemos cobertura para el manejo adecuado de los lixiviados y el manejo de los gases”.

“Somos un vertedero, un botadero, pero no somos relleno sanitario sino un botadero controlado. Y aunque en Duquesa generamos metano y biogás, nos faltan estructuras para mejorar y compactar la producción de estos gases para aprovecharlos para generar energía eléctrica”, puntualizo.

FUENTE