Organismos listos para deportaciones termina el plazo

SANTO DOMINGO, RD.- Como parte de los avances para el inicio de las deportaciones de los extranjeros que están en el país en condición migratoria irregular, el Ejército de la República Dominicana y la Dirección General de Migración firmaron ayer un acuerdo de trabajo conjunto. Mediante el convenio, el Ejército cedió a Migración los espacios físicos que tiene disponible en los puestos fronterizos de Dajabón, Jimaní, Elías Piña y Pedernales, los cuales funcionarán como centros de acopio para los extranjeros que serán repatriados.

En ese sentido, el director general de Migración, mayor general Rubén Paulino Sem, expresó que a partir de hoy se realizarán operativos en los que participarán los militares del Ministerio acompañados de oficiales de Migración.

Además, dijo que los extranjeros indocumentados que sean detenidos durante los operativos, serán enviados a los centros de acogidas y que permanecerán en esos lugares por un periodo de 48 horas hasta que se verifique su status migratorio. Los que hayan iniciado el proceso de regularización se les permitirá permanecer en territorio dominicano, los que no, serán deportados a sus países.

De su lado el mayor general José Matos de la Cruz dijo que para facilitar las labores, el Ejército ha donado a la Dirección Nacional de Migración doce autobuses, dos ambulancias y siete camionetas que serán utilizadas durante los operativos.

Asimismo señaló que será reformada la Operación Escudo que funciona en la frontera para evitar que los deportados puedan volver a cruzar de manera irregular. El Plan Nacional de Regularización ejecutado por el Gobierno dominicano culmina hoy, a pesar de las constantes demandas de extranjeros irregulares que pedían una prórroga.

El convenio fue firmado en la sede de la Comandancia General del Ejército, ubicada en el kilómetro 25 de la autopista Duarte y tendrá una duración de un año a partir de la fecha.

Panorama en los últimos días del plan

En los días previos a cierre del Plan Nacional de Regularización, la situación se torna muy difícil para los extranjeros que día tras día hacen largas filas en los diferentes centros en donde están ubicadas las oficinas del referido plan. Familias completas, principalmente haitianos, esperan impaciente ser atendidos, mientras segundo a segundo se va agotando el plazo.

FUENTE