SD. A pesar de que desde que el presidente Danilo Medina arribó a la Presidencia en el 2012 hubo un equipo de su gobierno que se encargó de organizar reuniones con las fuerzas políticas, económicas y sociales del país, para lograr la firma de un pacto eléctrico que permita la solución definitiva del problema energético en República Dominicana, ya van más de tres años, y todavía no ha sido posible el esperado convenio.

Pero, ¿qué es el problema eléctrico en República Dominicana, qué es lo que se busca solucionar?

A simple vista y, de manera llana, se puede decir que el problema está compuesto, principalmente, por pérdidas en el sistema eléctrico, que se clasifican entre técnicas y no técnicas, y a raíz de las mismas y para que no suba tanto el subsidio que debe pagar el gobierno, se generan largas tandas de apagones que hacen que una gran cantidad de usuarios tengan que buscar soluciones de energía particulares, lo cual permite que el costo por la energía sea cada vez más caro.

De acuerdo con la página web creada para el pacto eléctrico, este convenio está llamado a ser la base para construir un sistema energético confiable y sostenible, que asegure la competitividad y una mejor calidad de vida para todas las personas que habitan en el país. “Este pacto aspira a ser la plataforma para solucionar la crisis energética que por varios años ha acompañado a República Dominicana. Con este acuerdo se aspira a encontrar la solución que permita superar los obstáculos identificados y alcanzar un sistema eléctrico confiable, competitivo y sostenible para todos”, indica el portal.

“Se consigna la necesidad de que, en un plazo no mayor de un año, las fuerzas políticas, económicas y sociales arriben a un pacto para solucionar la crisis estructural del sector eléctrico, asegurando la necesaria previsibilidad en el marco regulatorio e institucional que posibilite la inversión necesaria en la energía que demanda el desarrollo nacional”, así dice el artículo 35 de la Estrategia Nacional de Desarrollo (END), la cual fue promulgada el 25 de enero de 2012.

En ese sentido, se han realizado varios trabajos, se han hecho distintas consultas, se han elaborado cientos de propuestas que, aunque en algunos casos hay puntos comunes, en gran parte difieren mucho una de otra, y se han organizado también secciones para el consenso, pero todavía no hay una fecha segura para la firma del pacto eléctrico.

El mes que viene se cumple un año de que formalmente el gobierno lanzara la propuesta oficial para la firma del pacto eléctrico, la cual se debía consensuar con las demás iniciativas en un plazo de seis meses pero esa meta no fue posible cumplir y todavía la rúbrica no tiene fecha.

También el mes que viene se cumplen tres años de vencido el plazo otorgado por la END para que se lograra el pacto.

Opinión de la ADIE sobre el retraso

pacto eléctrico
El vicepresidente ejecutivo de la Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica, Milton Morrison, consideró que el pacto eléctrico no se pudo concluir en el 2015, “primero por el retraso que hubo entre la emisión del decreto 389-14, el anuncio para dar inicio y la fecha en la que realmente se iniciaron las discusiones; además la cantidad de propuestas recibidas sobrepasaron la capacidad de discusión de las 6 mesas, así como el tiempo destinado para las mismas fue insuficiente”.

El dirigente empresarial manifestó que otro factor que contribuyó a retrasos importantes fue que no se definió desde el principio un criterio o formato para la presentación de las propuestas, lo que derivó en tener que discutir muchas propuestas repetitivas y otras que no merecían ser llamadas propuestas. “Estos fueron los principales factores que produjeron los retrasos para que el pacto eléctrico no concluyera en el 2015 como fue planteado en el decreto, y tengamos que seguir en el 2016”, indicó.

FUENTE