Trump-Papa Francisco-Raccoon Knows

Durante una rueda de prensa en el avión papal este jueves, el papa Francisco habló sobre Donald Trump y su reacción a los comentarios del magnate sobre querer construir un muro entre México y Estados Unidos.

“Una persona que piensa en construir muros, cualquier muro, y no en construir puentes, no es un cristiano”, dijo el papa.

 “Ese no es el evangelio”.

“En cuento a lo que me preguntas sobre si recomendaría votar por él o no, no voy a involucrarme en eso”, dijo el pontífice en el avión que lo lleva desde Ciudad de México hasta Roma tras culminar su visita de 6 días en tierras mexicanas.

Una de las propuestas bandera de la campaña de Trump es construir un gran muro en la frontera entre Estados Unidos y México que, según él, le hará pagar al país latinoamericano.

“Sólo voy a decir que este hombre no es cristiano si ha dicho cosas como estas. Debemos ver si ha dicho estas cosas de esta manera y le daré el beneficio de la duda”.

Construir esta barrera entre los países, junto con la política de deportación de los inmigrantes indocumentados de Estados Unidos, resume la política de inmigración que propone el precandidato por el partido republicano.

Trump respondió a través de un comunicado.

“Si el Vaticano alguna vez es atacado por ISIS, que todo el mundo sabe que ese lugar es el trofeo del grupo, les puedo prometer que el papa sólo podrá desear y rezar que Donald Trump hubiera sido presidente porque eso no hubiera pasado. ISIS habría sido erradicado, no como lo que está pasando ahora”.

“El gobierno mexicano y su liderazgo le ha hecho afirmaciones desobligadas sobre mí al papa, porque quieren seguir robando a los Estados Unidos tanto en comercio como en la frontera, y ellos saben que yo soy sabio. EL papa sólo ha escuchado un lado de la historia. No ha visto el crimen, el narcotráfico y el impacto negativo de las políticas mexicanas en EE.UU.. No ve cómo el liderazgo mexicano está superando al presidente Obama y a nuestro liderazgo en cada aspecto de la negociación”, añade el comunicado del magnate.

“Que un líder religioso cuestione la fe de una persona es un escándalo. Estoy orgulloso de ser cristiano y como presidente no permitiré que los fe cristiana sea constantemente atacada y debilitada como es lo que pasa hoy con nuestro actual presidente”.

“Ningún líder, especialmente un líder religioso, debería tener derecho a cuestionar la religión o fe de otro. Están usando al papa como un peón y debería avergonzarles hacerlo, especialmente cuando tantas vidas están en riesgo en la inmigración ilegal”.

FUENTE