iglesias
SANTO DOMINGO. El enlace entre el Poder Ejecutivo y las iglesias cristianas, Elvis Medina, abogó porque el Congreso Nacional apruebe el proyecto de ley sobre libertad religiosa que, además, regula las actividades de las iglesias protestantes.

Según Medina, ya el proyecto fue consensuado y adelantó que no afecta en nada a los religiosos protestantes. “Los evangélicos que se oponen a este proyecto es porque no lo conocen”, dice.

“El texto viene a regular la vida de la comunidad religiosa. Ocurre que las iglesias están reguladas por una ley, que es la 122-05, que agrupa las ONG. Hace tiempo que los líderes religiosos pidieron que fueran regulados por ley especializada, esta ley viene a suplir esa deficiencia del Estado”, indicó Medina, tras responder preguntas de periodistas en el Palacio Nacional donde acudió a una reunión de rutina con un grupo de funcionarios.

Explicó que tras la aprobación, las iglesias protestantes no estarán dentro del grupo de las ONG y advirtió que la legislación no coarta la libertad de cultos, “no pide prisión para los líderes religiosos”.

Subrayó que la pieza da una apertura para que el Estado dominicano dote de recursos y medios a las iglesias protestantes para que puedan ejercer su ministerio.

“Yo leí el texto completo y no hay amenazas, ni por qué tener temor, yo creo que lo que amerita ahora es que todos conozcan el texto, que podamos enriquecerlo, quitarle y aportar elementos que puedan enriquecer la vida institucional de las iglesias”, aseveró Medina.

Sin embargo, el funcionario gubernamental dijo que la Iglesia católica no será regulada por esta ley, porque ya lo está mediante lo que se llama un Concordato con el Estado dominicano.

Al preguntársele si los evangélicos no tienen un líder que les explique los alcances de esta ley, Medina respondió: “Acuérdense de que las iglesias evangélicas son muy horizontales, no tienen cardenales, no tiene un Papa, pero tienen líderes particulares y tienen los concilios que son los órganos máximos de la comunidad evangélica, por eso pudieron apreciar recientemente cómo hubo líderes con opiniones distintas en problemas de la vida diaria”.

Explicó que en esta ley no se establece “para nada el problema del ruido, que es un problema medioambiental”, pero ordena que en las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional se dé oportunidad para la prédica.

FUENTE