Súper Tucano

SANTO DOMINGO. Mientras en la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA) siguen las investigaciones a posibles implicados en el caso del supuesto pago de un soborno de US$3.5 millones para la compra de los aviones Súper Tucano a la empresa brasilera Embraer, el debate del tema puede trasladarse esta semana al Congreso, que reanuda el miércoles sus sesiones ordinarias, debido a que varios legisladores han sido involucrados.

Tal el caso del senador Luis René Canaán, de quién se dijo habría recibido dinero para garantizar que se aprobara un préstamo de U$94 millones con el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (BNDES), para adquirir los aviones.

En tal sentido, sectores piden al Senado un pronunciamiento al respecto. Servicio Tulio Castaños Guzmán, vicepresidente Ejecutivo de la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus) entiende que lo más conveniente para la cámara alta del Congreso es tomar la iniciativa y ponerse a disposición de la Justicia.

“Sería provechoso, no sólo para aclarar el caso, sino para que la imagen del Senado, que ha sido de las más afectada con todo lo que ha salido”.

También el senador de Puerto Plata por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), José Ignacio Paliza, entiende que el Senado está obligado a abocarse a una investigación profunda para que rescate su credibilidad, dado que es la institución que se afecta de manera más profunda con el tema del soborno.

Finjus a favor de una auditoría
Castaños Guzmán favorece que se realice una auditoria, como demandó el exministro de Defensa, Pedro Rafael Peña Antonio, uno de los procesados en el país por el supuesto soborno.

“Eso puede contribuir a que el proceso se maneje con mayores niveles de transparencia”.

Considera que es la Justicia la que debe determinar a quien llamar por el caso.

FUENTE