PLD
SANTO DOMINGO. El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) perdió plazas electorales importantes, sobre todo a nivel municipal, pero obtuvo otras de relevancia en el mapa político.

La pérdida más notoria fue la alcaldía del Distrito Nacional, ganada por David Collado, con una alianza entre el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), el Partido Revolucionario Moderno (PRM) y otras fuerzas, pero encabezada por los rojos.

Otras alcaldías de las que fue desplazado el PLD fueron las de La Vega y San Francisco de Macorís. También perdió en Nagua, Samaná y Moca.

De las de la provincia Santo Domingo, en San Antonio de Guerra, el PRSC encabezó la alianza con el PRM y lideraba las votaciones.

En Bonao, la alianza PRM-PRSC desplazó a la del PRD-PLD, con el exdirigente peledeísta Darío Rodríguez.

Las nuevas moradas
La otra cara de la moneda son las alcaldías que suma el PLD a su cuota municipal, resaltando entre ella la de Santiago, ganada por Abel Martínez frente al aliado Partido Revolucionario Dominicano (PRD), que llevó al actual alcalde, y a la alianza del PRM con el PRSC.

El PLD se anotó un gol político al ganar la alcaldía de San Cristóbal, con Nelson Guillén, derrotando al PRM y aliados.

También ganó la plaza de Santo Domingo Norte, con el candidato René Polanco, lo que ha provocado una disputa postelectoral con el actual alcalde, que fue postulado por el aliado PRD.

Un punto importante para el PLD fue retener la gran plaza de Santo Domingo Este, con 592,719 electores, aprovechando la dispersión del voto opositor, a pesar de que el aliado PRD llevó su propio candidato.

BIS y aliados dan golpes
En Boca Chica, aliados del PLD, encabezados por el Bloque Institucional Social Demócrata (BIS), llevaron como candidato a alcalde a Radhamés Castro, y le ganaron la alcaldía.

Para esta jugada política se aliaron al BIS el Partido Cívico Renovador (PCR), el Partido de los Trabajadores Dominicanos (PTD), el Partido Popular Cristiano (PPC), el Partido Liberal Reformista (PLR), y el Partido Demócrata Popular (PDP).

Ni hablar de la senaduría que ganó el BIS con Pedro Alegría en San José de Ocoa, para lo que hizo una alianza con el PRSC, el PCR, el PASOVE y el PDI.

El BIS, además, ganaba la alcaldía de Dajabón con un 27.13%, en alianza con el PLR. El BIS también le hizo otra jugada política al PLD en Higüey, donde quedó por debajo, pero sigue disputando la alcaldía con un 31.93%, en alianza con el PCR y PASOVE, frente a un 35.94% del PLD y aliados.

Otro tranque provocado por el PLD, el BIS y el PTD fue el de Pedro Brand, ya que esa alianza obtuvo el 30.69% de los votos, frente al 33.33% del PLD y aliados, y al 30.69% del PRM.

Estas votaciones estrechas generaron hechos de violencia frente a las juntas electorales de Higüey y Pedro Brand.

PRD resalta plazas mantenidas
El PRD logró mantener alcaldías importantes como Santo Domingo Oeste, Los Alcarrizos, Baní, Barahona, Montecristi, San Pedro de Macorís, Pedernales, Santiago Rodríguez, Sabana Grande de Boyá, Salcedo y San José de Ocoa. El secretario de Asuntos Municipales del PRD, Pedro Richardson, resaltó que fue positivo el hecho de que mantendrán el control de 32 alcaldías y 43 distritos municipales. Alianza por la Democracia (APD) y el Partido Revolucionario Social Demócrata (PRSD) sorprendieron al ganar en Las Charcas de Azua con 58%. También ganaron en Fundación en alianza con el Frente Amplio.

FUENTE