cargoscriminales-pandilleros-EEUU-Centroamérica-Raccoonknows.jpg

 

Tras concluir una operación de seis meses contra el crimen organizado,  las autoridades de EEUU anunciaron este viernes la presentación de “miles” de cargos criminales contra más de 3,800 miembros de las pandillas “MS-13” y “Calle 18”, que operan en estados como California y Nueva York, y en Centroamérica.

En el marco de la “Operación Escudo Regional”, las autoridades de EEUU y de los países del “Triángulo del Norte” –El Salvador, Guatemala y Honduras-, dijeron en un comunicado conjunto que, además de los arrestos, también confiscaron armas y vehículos, y catearon 14 negocios.

“La MS-13 es una de las pandillas más violentas y despiadadas en EEUU, poniendo en peligro comunidades en más de 40 estados. Bajo el firme liderazgo del presidente Trump, el Departamento de Justicia los está quitando de nuestras calles”, dijo el fiscal general de EEUU, Jeff Sessions, quien lidera una polémica lucha contra las pandillas.

Sessions también ha recibido críticas porque, en su afán, por combatir a las pandillas, ha hecho declaraciones que, según activistas, equiparan a todos los inmigrantes con criminales.

Entre los presuntos pandilleros incluidos en la operación internacional figuran más de 70 arrestados en California, Nueva York, Maryland, Ohio, Virginia, y Massachusetts.

La mayoría de los arrestos se produjo en El Salvador, con más de 3,477 cargos criminales y 1,400 detenidos, seguido por Guatemala (284), y Honduras, donde las autoridades arrestaron a 12 pandilleros de la “MS-13” bajo cargos de lavado de dinero.

El anuncio fue hecho conjuntamente durante una reunión  ministerial en Miami (Florida),  por el subfiscal interino del Departamento de Justicia, Kenneth Blanco, y los ministros de Justicia de El Salvador, Douglas Meléndez; de Guatemala, Thelma Aldana, y de Honduras, Oscar Chinchilla”.

En el comunicado, el Departamento de Justicia destacó el caso de Edwin Manica Flores, alias “Sugar”, “Chugar”, y “Shugar”, un miembro de la “MS-13” encarcelado por asesinato en El Salvador y que fue acusado por presuntamente dirigir actos criminales en EEUU como líder del programa “de la Costa Este” de esa pandilla.

Otro caso fue el de cargos contra 17 pandilleros de la “MS-13” en Long Island, por doce asesinatos, incluyendo el de abril pasado de cuatro hombres en Central Islip, crimen organizado, intento de homicidio, asaltos obstrucción de justicia, posesión de armas, y conspiración para distribuir marihuana.

Los arrestos son resultados de una operación iniciada hace seis meses, tras una orden ejecutiva que emitió el presidente Donald Trump en febrero pasado para “desmantelar y erradicar las pandillas transnacionales”.

Fuente